Actual Secretario de Salud incurrió en corrupción mediante empresas fantasmas y adjudicaciones directas

La agrupación “Oaxaqueños contra la Corrupción” dio a conocer que Juan Carlos Márquez Heine, actual Secretario de Salud, incurrió en irregulares, corrupción y fraudes millonarios al contratar empresas fantasmas cuando estuvo encargado del Régimen Estatal de Protección Social en Salud del Estado de Oaxaca (REPSSEO).

Mediante documentos mostrados, se comprueba que Márquez Heine, contrató en el año 2019 a la empresa Servicios Integrales de Construcción y Análisis Estructural Morán S.A DE C.V, bajo el número REPSSEO-CASS-321-2019 y cuyo objeto de contrato era «SERVICIO DE MANTENIMIENTO MENOR A INMUEBLES DE DOS UNIDADES MÉDICAS DE SEGUNDO NIVEL DE ATENCIÓN», por un monto total de $4,201,517.68. En dicho contrato la empresa señaló como domicilio fiscal el ubicado en calle 10 de Marzo, número 30, colonia Lomas de San Jacinto. El contrato fue firmado por BLANCA ESTELA BASTIDA GORDÓN por el Seguro Popular y Erick Azamar Cruz por los SSO.

Lo anterior, pese a que la empresa había sido creada recientemente, el 07 de febrero de 2019, y que en pocos meses ya había tenido tres domicilios fiscales, no obstante gracias a la adjudicación directa y de la mano de Márquez Heine ganó su primer contrato millonario y que además no sería el último.

En ese mismo año el Seguro Popular, a cargo ya de Juan Carlos Márquez Heine contrató a esta empresa a través de adjudicación directa y contrato número REPSSEO-CASS-088-2019, por un monto de $2,464,854.91, con la finalidad de que dicha empresa adquiriera mobiliario, y a pesar de esto, el mismo Seguro Popular, a través del actual Secretario de Salud la volvió a contratar bajo el número REPSSEO-CASS-321-2019, pero ahora con el objetivo del «SERVICIO DE MANTENIMIENTO MENOR A INMUEBLES DE DOS UNIDADES MÉDICAS DE SEGUNDO NIVEL DE ATENCIÓN», por un monto total de $4,201,517.68.

Pero esto, no acaba ahí con las adjudicaciones directas, ya que las empresas utilizadas para los negocios turbios y el desvío de dinero son fantasmas, ya que tiene el mismo domicilio fiscal, además que su administradora es una joven de nombre SUSANA GARCÍA RÍOS, quien estudia en el nivel superior e incluso recibe apoyo del Gobierno Federal para transporte por parte de la SEP, no obstante según documentos del Seguro Popular y de Juan Carlos Márquez Heine le otorgaron contratos por más de $21,727,508.77, los cuales nunca la beneficiaron, pero que si utilizaron sus papeles para constituir una empresa fantasma a su nombre.