Álvaro Carrillo y la chilena “Pinotepa”

  • ALVARO 1
    Muy temprano despertó mi juventud y surgí a la adolescencia con los sentimientos de un niño y la madurez ardiente de un hombre del trópico
  • ALVARO 2
    Soy oaxaqueño por nacimiento e hijo de crianza de la Costa Chica de Guerrero

Carlos CERVANTES

Cuando al auditorio Guelaguetza o a cualquier escenario entra la delegación de Pinotepa Nacional moviéndose al ritmo de la chilena “Pinotepa” casi nadie se acuerda que la melodía fue una composición del costeño Álvaro Carrillo.

La producción musical del cantautor es muy amplia, especialmente con melodías de corte romántico, según lo leemos en un trabajo que realizó el maestro Alfonso Moar Prudente y que se denomina “Un humilde cancionero” en donde nos encontramos con un dato interesante: Álvaro fue egresado de la Normal Rural de Ayotzinapa Guerrero y después terminó su carrera de agrónomo en la Universidad de Chapingo.

En apuntes autobiográficos Álvaro Carrillo dice: “Soy oaxaqueño por nacimiento e hijo de crianza de la Costa Chica de Guerrero. Muy temprano despertó mi juventud y surgí a la adolescencia con los sentimientos de un niño y la madurez ardiente de un hombre del trópico”.

Y continúa, “Mi espíritu se nutrió en la savia de la floresta, respirando el aire montaraz y arisco que abre el alma costeña a los silencios infinitos de una soledad cósmica haciendo más bravíos los fandangos y sofocante y cálido el estallido de los jolgorios; por eso todas mis composiciones y este canto a la Costa Chica tienen ese sabor tan especial de la región conservando los matices torrenciales de una escala musical de policromado colorido”.

Aún cuando solamente un reducido número de canciones son las más populares, Álvaro carrillo vio que fueron grabadas 51 de dichas composiciones en las voces de notables cantantes de nuestro país y de toda Latinoamérica.

Algunas de sus composiciones fueron dedicadas a personas como las que se denomina “Eso”, dedicadas Gloria, originaria de Ometepec, cuando Álvaro estudiaba en Chapingo viajó Ometepec, se enamoró de ella y ¡se la rapto!, pero como los padres de la muchacha no estuvieron de acuerdo se la recogieron separándolos para siempre. Ella vive aunque ya casada con otro, por ello hace alusión en la canción donde dice; “fue maravilloso lo que te robe”.

La chilena “Pinotepa” la dedicó al ingeniero Norberto Aguirre Palancares, político oaxaqueño de polendas y de altos vuelos, cuando el compositor fue despedido por bohemio y faltista de la Universidad de Chapingo de la cual era rector Aguirre, quien fue oriundo de Pinotepa Nacional. Otra melodía se llama “Dos horas” y la compuso cuando tuvo problemas con su esposa llegando hasta el Juzgado Civil donde el juez les dijo que tenían dos horas para arreglar sus diferencias, En esa espera compuso la canción y su esposa retiró la demanda.

“Puedo fallar”… se cuenta que la Secundaria Benito Juárez de Pinotepa Nacional solicitó a Álvaro Carrillo fuera padrino de la generación saliente, aceptó, pero no puedo llegar en la hora fijada por fallas en el transporte. Al pedir disculpas dijo a los muchachos el motivo de su retraso, pero que en el camino les había compuesto esa melodía. Así la mayoría de canciones tuvieron motivaciones de tipo personal y de todo eso surgió el gran cancionero con más de medio centenar de melodías que han sido éxitos y han contribuido al buen nombre de Oaxaca.

Álvaro Carrillo fue un compositor por vocación quien trazó un nuevo camino dentro del género romántico demostrando que las cosas se pueden decir sin vulgaridades: dulces sin empalagues y tiernas sin llegar a la cursilería.

“Amor mío” le abrió las puertas del éxito y la fama conquistando un lugar dentro de los compositores de México y de muchos países. Álvaro nació en la cuadrilla “La Barrera”, perteneciente al municipio de Cacahuatepec, Jamiltepec, Oaxaca, el 2 de diciembre de 1919, fue autor de la composición “Adiós a Chapingo” pieza que entonan los alumnos cuando terminan su carrera.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *