Colores de mi alma: Manuel Rincón

  • RINCON 1
  • RINCON 2
  • RINCON 3
  • RINCON 4

TEXTO: Daniel PEÑA
Hablar del arte pictórico en el estado de Oaxaca, es hablar de una amplia gama de artistas que han emergido a través de los años. Gracias a la escuela pictórica oaxaqueña y al legado de grandes exponentes de la pintura, muchos de estos jóvenes artistas sorprenden al público con obras innovadoras y con mensajes más conceptuales.
Sin duda alguna, la región del Istmo de Tehuantepec se destaca además de sus fiestas y colorido, por la gran calidad de pintores quienes apuestan por el arte tradicional como medio para valorar y difundir la riqueza de la cultura zapoteca.
Uno de ellos, es Manuel Rincón, joven artista juchiteco, quien con sus pinceles ha logrado cautivar al público mostrando su sentir como istmeño, de expresar un poema a través de cada pincelada en la que refleja el amor por su tierra, el amor hacia su familia y esa admiración hacia la mujer zapoteca.
Desde niño, Rincón supo encontrar y encausar su talento gracias al apoyo de sus padres y en su formación destaca la admiración que tiene por otros artistas como el caso del pintor Francisco Monterrosa de quien tiene influencia en su obra.
Manuel Rincón define su obra como un poema pictórico, en cada color, en cada claroscuro, en cada sentimiento que genera el lienzo mientras alguien lo contempla.
El orgullo de ser zapoteco, la mujer, la flora y la fauna local dan característica a cada una de sus obras. Una iguana o un armadillo junto a un ser fantástico dotado de alas se conjugan para armonizar cultura y concepto, juego y expresión. Sin duda, una forma diferente de mostrar el arte pictórico.
En su obra se pueden encontrar elementos de la cultura zapoteca, el amor a la madre, el terruño y espacios de la vida cotidiana en el istmo. Su orgullo istmeño marca su obra.
Experimentar, descubrir nuevos caminos, nuevas experiencias, nuevos sueños, eso va inquietando el talento para darle singularidad a sus trabajos.
En otra de sus facetas, Manuel Rincón, es de los pocos artistas que se ha preocupado por revivir la tradición añeja del uso del tradicional baúl que sirvió de guardarropa a los antepasados zapotecas.
Al añadirles flores pintadas semejantes a las que se bordan en los trajes, Rincón refresca la imagen del baúl y la vuelve más atractiva, a tal grado que son ya muchos los baúles que ha pintado con flores y cenefas que emulan al traje “de costura”, lo cual ha tenido gran éxito entre las personas que buscan un mueble antiguo con estilo.
Como pintor joven, Manuel Rincón motiva a los jóvenes que quieren ser artistas, a experimentar y conocer bien su material de trabajo, dedicar tiempo, aprender y crear para poder lograr el éxito.
Entre sus facetas, de pintura, grabados y decoración de baúles antiguos, podemos vislumbrar a un talentoso pintor istmeño que resalta en su obra el orgullo por la cultura zapoteca. Un pintor joven que se abre paso con una propuesta muy interesante y que está basada en mostrar poéticamente los colores de su alma zapoteca.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *