Distinguen a integrantes del curso que revitaliza al zapoteco en Zaachila

* Los cursantes presentaron además 12 juegos de mesa lúdicos que se utilizan en este curso para facilitar la pronunciación, guiados por adultos mayores originarios de esta población, cuna de la cultura zapoteca

Tía Reyna Martínez García de 90 años de edad, es originaria del barrio San Sebastián de la Villa de Zaachila, ella aprendió zapoteco de lo que pudo oír de sus padres, aunque ellos nunca la mandaron a la escuela y no sabe leer ni escribir, es toda una maestra de esta lengua originaria en el curso que se imparte en el Centro de Investigaciones Culturales y Expresiones Artísticas de Zaachila (CICEAZ), de esta población.

Y es que en días pasados, el Honorable Ayuntamiento de Zaachila entregó reconocimientos a los integrantes de este curso cuyos objetivos son: preservar y revitalizar este idioma que tiene 60 años que dejó de usarse como lenguaje dominante en este municipio de los Valles Centrales de Oaxaca.

En este contexto, el profesor, José Honorio Martínez Ochoa, celebró que haya jóvenes interesados en no dejar morir la lengua de sus ancestros, al tiempo informó que son ya ocho años que la Escuela de Zapoteco opera para preservación de esta lengua originaria, asimismo, pidió que sean personas de todas las edades quienes se acerquen para las próximas inscripciones, pero, sobre todo la población infantil y juvenil.

En su oportunidad, el coordinador del actual curso de zapoteco, Ovilo Aquino Vásquez, comentó al respecto de los juegos didácticos que fueron confeccionados por los 15 integrantes de este taller, quienes se dan a la tarea de transcribir los sonidos y pronunciación que los adultos mayores de la población les enseñan.

Aprovechó para gradecer a la Dirección de Cultura por brindar el espacio y la oportunidad de rescatar esta lengua la cual tiene 60 años que dejó de ser dominante en la población zaachileña y con orgullo enunció que los juegos son: Memoramas, Sopa de letras, Jenga, Dominó, Adivina quién y Crucigramas.

Junto con Reyna Martínez, también comparten sus conocimientos, Rosa Ramírez Ceferino, de 81 años de edad, quien nació en el barrio Del Niño, relató que aprendió el zapoteco de su abuela, mamá y su suegra y el señor, Sebastián Martínez García, que a pesar de que ya camina con el paso cansado, no le impide acudir gustoso a compartir lo que sabe de esta lengua originaria, él tiene 80 años, es oriundo del barrio de San Sebastián.

La Dirección de Cultura del municipio de Zaachila entregó reconocimientos a los hablantes de esta lenguas y que transmiten sus conocimientos a las nuevas generaciones, también fueron reconocidos los jóvenes que están aprendiendo con mucho ahínco y perseverancia.