EL AUTÓMATA

el-automata

TEXTO: Jesús Santiago M.

En total camaradería y armonía, agraciados con la presencia de amigos y familiares, se llevó a efecto la reinauguración de la casa hogar del grupo ARMONIA de Drogadictos Anónimos, en la Col. Del Maestro en la capital oaxaqueña.
Ahora, luciendo espléndidamente las instalaciones, más de 120 integrantes de la agrupación, algunos llegados del interior del país, hicieron acto de presencia en esta ocasión tan importante. Solo uno de ellos, con signos visibles de “apenas” a ver llegado al grupo, permaneció “ausente” y tembloroso, durante todo el desarrollo de la junta de información.
Como autómata fue su comportamiento, a pesar de que tres de sus compañeros, lo invitaban a participar en los cantos masivos agradeciendo al poder superior y al grupo su “reconciliación con la vida y su sano juicio”…
El autómata, solo temblaba y era obvio que no entendía que pasaba a su derredor.
Las palmaditas de afecto en su espalda no lo sacaban de su marasmo, mientras una enorme fila de drogadictos en recuperación, celebraban cantando y enlazados con los brazos extendidos, por toda la cancha deportiva del lugar. José Luis, el apreciado “padrino” que brinda el servicio de Presidente de Drogadictos Anónimos a Nivel Nacional, fue conciso al señalar los avances que ha tenido la agrupación en toda la república y aun del otro lado del rio bravo, su voz demuestra seguridad y una firme convicción de lo que logra el programa de los doce pasos y hablando con crudeza, dio a conocer las consecuencias de esta terrible enfermedad en la sociedad y el reto que esto significa para salvar más vidas. Reto enorme, pero no imposible.
Fue tan enriquecedor escucharlo, que solo así se entiende el por qué gran parte de la juventud y niñez en estos tiempos, viven sufriendo la dependencia a las drogas y destruyendo a sus familias y así mismos. Ahí también se reconoció el apoyo que determinados funcionarios municipales brindan en las áreas de su competencia, para que la enfermedad no se propague y en cambio haya espacios seguros donde los enfermos pueden alcanzar su sano juicio.
“Es una enfermedad emocional, del espíritu, de la mente y del cuerpo” que cada día que pasa, aniquila a mayor número de jóvenes y niños en nuestro país y fuera de él”.
La compartencia de experiencias y la puesta en práctica de los doce pasos, han salvado miles de vidas, siempre y cuando el enfermo haya sentido la necesidad de estar bien y tener la disposición de aplicarse al programa, recorriendo el camino seguro y fértil del servicio a los demás.
Todo lo ahí escuchado fueron semillitas con armonía que seguramente serán fértiles en el joven “autómata” que en su proceso, llegará a convertirse nuevamente en un ser humano, “la salud no se compra, ni se alquila…. se cuida”, se dice con insistencia.
Se hizo énfasis también, en que en esta agrupación se materializan proyectos donde los enfermos aprenden repostería, actividades artisticas, recreativas y deportivas, incentivándolos a “seguir soñando, para finalmente, cumplir su sueño”.
Se hizo historia… reconociendo a David Cervantes, como su fundador, habiendo sido la azotea de una casa el lugar de las primeras reuniones y teniendo como premisa fundamental “lo que gratis recibes, lo das gratis”.
En la actualidad hay 36 centros de drogadictos anónimos en la República y 5 en estados Unidos, así como en la ciudad de Mendoza en Argentina, y un grupo que funciona en León Guanajuato, exclusivo para niños y mujeres, recalcando que el nacimiento oficial del grupo fue el 4 de septiembre de 1983, llamándose “Liberación” en ese entonces.
El grupo Armonía, busca recobrar los valores universales y ha logrado hasta la actualidad, beneficiar a 3 mil 500 jóvenes, adultos y mujeres y a 11 mil personas cercanas a ellos. La drogadicción es considerada un cáncer de salud pública, haciendo real el axioma de que “la felicidad sale por la ventana cuando la drogadicción llega a la familia”.
Drogadictos Anónimos avanza…”el autómata” muy pronto se convertirá en humano.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *