El uso de la bicicleta como medio de transporte alterno en la ciudad de Oaxaca

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ
Es bien señalado en nuestro ajetreado espacio (la ciudad de Oaxaca) el crecimiento desmedido e incontrolable del tráfico vehicular, son muchos autos, camionetas, camiones urbanos, taxis, etc., los que circulan diariamente por ser el centro de las actividades cotidianas.
Promover el uso de la bicicleta indudablemente mejora el entorno urbano donde vivimos y por ende potencializa la calidad de los espacios públicos, al bicicletero no le gusta el ruido, la contaminación o las calles anchas y solitarias, sino el silencio de la escasez de motores, las sombras de los árboles, la gente en banquetas anchas y los niños, las mujeres, los hombres y los animales conviviendo en éste nuestro espacio público.
Únicamente en los países desarrollados como, Canadá, Alemania y Holanda así como en China, las bicicletas son tomadas en cuenta como medio de transporte, dándoles la misma prioridad en la planeación y el desarrollo de la infraestructura vial que a autobuses y automóviles.
Hemos observado cómo, por un lado, nuestras autoridades han descartado a la bicicleta como opción de transporte, y por otro, la ciudadanía viendo el peligro que representa transportarse en bicicleta, opta por pagar y apretujarse en microbuses o bien utilizar el tan buscado crédito y obtener un vehículo y circular a vuelta de rueda por la ciudad.
Artistas, intelectuales y hasta empresarios, sugieren vialidades para el cuidado del peatón y específicamente para el ciclista, sin embargo, la cultura y la educación del cuidado a estos últimos, aquí en Oaxaca no están bien cimentadas, no se inculca el respeto ni mucho menos existe la disposición por adquirir hábitos básicos de educación vial.
“Es poco probable que el público se anime a escoger la bici como medio de transporte cuando está de por medio el riesgo de perder la vida en las ajetreadas calles”, señala Martia Lowe del World Watch Institute, y en efecto, pocas personas son las que de manera titánica se vuelcan a las calles con una bicicleta enfrentándose al “gandalle vehicular” de no ser respetado.
Particularmente, hablando de nuestro estado, si se tomaran acciones relativas al uso específico de la bicicleta y la puesta en marcha de la infraestructura para ésta, se aliviarían en gran parte importantes problemas que aquejan a la Verde Antequera como son la contaminación, el tráfico, el estrés y el elevadísimo costo de la infraestructura vial siempre insuficiente.
Resulta un poco perezoso pensar que si las personas tuvieran la opción de usar la bicicleta con una infraestructura mínima que protegiera a los ciclistas del peligro de los vehículos, esto incrementaría su uso, no únicamente como una actividad recreativa, sino como un medio de transporte alternativo, eficiente, económico, rápido y no contaminante.
¿Porqué?, Por la sencilla razón que solamente el hecho de alternar el coche y la bicicleta resulta una difícil decisión para el transporte de personas. Hemos optado por la comodidad de viajar en el vehículo de cuatro ruedas no importando que haya miles como nosotros parados en el tráfico y que esto contribuya irreversiblemente a la contaminación por sus altas emisiones de CO2.

¿Qué son las ciclovías?
Son espacios reservados exclusivamente para el tránsito seguro de bicicletas a un lado de las calles, en los camellones o paralelos a las carreteras de acceso a las ciudades, es una lástima que en México y en Oaxaca cuando se planea el ¿crecimiento? de las ciudades no se programen este tipo de alternativas.
En Oaxaca todo es plano ya que no se desarrollan obras viales (como en la mayoría de los estados que comienzan a incrementar su tráfico vehicular) con grandes circulaciones viales, con costos sumamente elevados pediríamos soluciones al problema peatonal, bicicletero y no únicamente soluciones temporales para los automovilistas.
Aquí en Oaxaca pedimos desarrollo y progreso rogando que alguien bloquee o trunque un proyecto, cuestionamos al gobierno en turno no importando la raíz partidista. Es por eso que el uso de la bicicleta y su buen funcionamiento y adecuación de una educación vial general, depende prácticamente de la “buena voluntad” de los automovilistas, esto para generar el menor número de accidentes posibles.
La bicicleta es una varita mágica que genera múltiples beneficios, que se pueden presentar de la siguiente manera:
Uso del espacio público.-El uso del espacio por la bicicleta es mucho menor que el uso por el automóvil el área requerida para un bicicleta estacionada es 10 veces menor al de un automóvil y mucho menor en movimiento.
Congestionamiento.-La circulación en bicicleta mantiene fluido el tráfico de las ciudades y previene o reduce la congestión, y utiliza mucho más eficientemente la infraestructura vial y de estacionamientos.
Calidad del espacio urbano.- El uso de la bicicleta mejora el entorno urbano donde vive la gente, y potencia la calidad de los espacios públicos.
Equidad.- Caminar y usar la bicicleta son los únicos modos de movilidad al alcance de toda la población, ya que amplía el radio de actividad de todas las personas, en especial las más vulnerables, y coadyuva al acceso equitativo a los espacios urbanosB. Beneficios individuales
Tiempo de desplazamiento.- Los tiempos de desplazamiento puerta a puerta en bicicleta son más bajos que cualquier otro modo de transporte para distancias de hasta 15 kilómetros, ya que no le afecta el congestionamiento y no tiene problemas de estacionamiento.
Salud.- El uso de la bicicleta mejora la salud física y mental y reduce el riesgo de enfermedades como la obesidad y la diabetes, así como de infartos, eleva la esperanza de vida promedio de 1 a 2 años, además de mejorar sustancialmente la calidad de vida.
La bicicleta es un medio de transporte que a la fecha no tiene un lugar seguro para transitar en las grandes ciudades; se está volviendo una gran opción para las personas que están hartas de tener que pasar dentro de su automóvil una gran parte de su vida, teniendo que soportar los embotellamientos y la histeria de las demás personas.
Esperemos que en Oaxaca el uso de la bicicleta expanda las opciones de transporte, reduciendo el daño ambiental y mejorando la vida urbana, las asociaciones civiles, grupos independientes y campañas de concientización impulsoras del uso de las bicicletas poco o nada han logrado, en mucho depende de que tan rápido su uso pase de la preferencia individual a la agenda pública.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *