En duda las aportaciones que se hacen a APA OAX

* El tema de los perros seguirá dando de comer a mucha gente, se pone en evidencia que lo que menos importa es el cuidado de éstos, sino lo que está detrás de un jugoso negocio, el chantaje a la autoridad y los depósitos a una cuenta bancaria no auditada

Adrián MARTÍNEZ GEMINIANO/OPINIÓN
Delfino, de oficio albañil y quien actualmente vive en el municipio de la Villa de Zaachila, se encarga a veces de recoger a perros de la calle para darles de comer y luego ubicarlos con alguna familia, dice que él no recibe ningún pago, “es más, siempre ayudo al famoso albergue de tía Migue llevando gente que quiere perros para cuidar sus propiedades o como compañía y los adoptan”.

“Yo no doy dinero, solamente ayudo en especie, les compro comida y alguna medicina cuando están heridos por alguna mordida, también he pagado veterinario y aprovecho las campañas de esterilización para que ya no tengan más crías”, expresa al tiempo que trabaja desde la cimbra en la obra a su cargo.

En la actualidad, en la página de FACEBOOK de la Asociación de animalistas de Oaxaca del Perro Amigo (APA OAX), que preside Hilda Toledo, se puede ver la solicitud de ayuda a toda persona de “buen corazón” para que done a favor de 200 perritos en situación de desnutrición y maltrato que supuestamente viven en el refugio de canes de la Villa de Zaachila.

La cuenta OXXO BANAMEX con número 4766 8409 3327 4693, a nombre de Ydaliz Bautista muestra el número telefónico 044 951 116 36 65 al cual comunicarse para pedir informes, y tiene como finalidad recabar dinero para el apoyo en medicinas y materiales y el cuidado de la salud, también para la esterilización de más de 200 perritos.

Sin embargo en el municipio de Zaachila, el único albergue que funciona y que actualmente recoge animales en situación de abandono es el que se ubica al sur de la comunidad y que alberga a no más de 120 perritos.

A todo esto no hay que ser expertos en el tema, para que una A.C. reciba donaciones económicas puede ser a través de la cuenta bancaria de una persona física integrante de dicha asociación, sin embargo, nada garantiza a los donantes que su dinero sea destinado para tal fin.

Si el dinero recaudado va a ocuparse en un refugio (inmueble), del cual tiene control el municipio Zaachileño, la A.C. estaría prometiendo aplicar el recurso en un lugar del cual no tiene injerencia, además en caso de no aplicarse las donaciones, los donantes pasarían a ser defraudados, pero no por el municipio sino por la Asociación Civil que está pidiendo donaciones para determinada causa.

La preguntas de la sociedad en sus comentarios de las redes sociales son varias, por ejemplo: ¿A dónde se va el dinero recaudado si Hilda Toledo argumenta que estos perros están en total abandono?.

¿Si están en total abandono y sufriendo maltrato animal, donde está la intervención de las asociaciones protectoras de animales?, ¿porqué no los rescatan a todos y se los llevan a un lugar seguro?

¿Acaso están esperando a que el municipio ponga absolutamente todo al cuidado de canes que han sido olvidados en el refugio por sus dueños?, acaso están esperando administrar alguna parte económica que las autoridades de Zaachila tengan a bien destinar para el cuidado de 110 animales?

¿Y si en vez de procurar una “revolución en las redes sociales” se ponen a trabajar en lo que dicen que aman con “todo su corazón” que son los perritos? ¿Y el dinero recabado entonces dónde se está utilizando?.

Ésta y muchas preguntas más son las que giran alrededor de la opinión pública, sobre todo de la Villa de Zaachila, ya que por más que éstas asociaciones protectoras de animales generan conflictos y evidencian a la autoridad, nomás no actúan.

¿Acaso quieren ver a la presidenta municipal dándoles de comer a los animales?, o ¿tendrán algún video grabado donde se vea a la edil golpeando animales ya que argumentan maltrato animal directamente de la autoridad municipal?.

Lo cierto es que las mejoras que se están llevando a cabo en el albergue son con recursos del ayuntamiento, nada ha salido de la cuenta de APA OAX de OXXO donde invitan a donar, cabe destacar que nadie supervisa ni audita éstas cuentas, pues operan bajo cierto sigilo y a la vista únicamente de la directiva de la asociación.

Sin duda este tema de los perros seguirá dando de comer a mucha gente, pues mientras los “supuestos animalistas” exhiben y hostigan a un municipio como el de Zaachila, ellos mismos se ponen en evidencia al demostrar que lo que menos importa es el cuidado de los perros, sino lo que está detrás de un jugoso negocio, el chantaje a la autoridad y los depósitos a una cuenta bancaria no auditada.