En Oaxaca capital… lo turístico y lo cultural de la mano del ambulantaje

* Desde trienios anteriores se comenzaron a incrementar los ambulantes en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, principalmente sobre la calle de Macedonio Alcalá, andador y vía de acceso del zócalo y Alameda de León hasta el monumental Santo Domingo, en las calles aledañas… sin palabras
* Las actividades turísticas y culturales se han visto afectadas por este lastre, herencia de trienios anteriores y tema ignorado por la actual administración

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ
¡Cuantas veces nos sentimos ahogados en esta ciudad por la cantidad de puestos ambulantes de personas que al no tener “ni una oportunidad de empleo en la capital” optan por engrosar las filas del ambulantaje haciendo más ricos a sus líderes los cuales mantienen a línea a la autoridad municipal, quien ya se siente rebasada!.
Son estos ambulantes quienes operan en total impunidad invadiendo cada vez más espacios públicos, sin dejar paso a los transeúntes ni oportunidad de estacionamiento en la vía que ya falta poco para que deje de ser pública.
Estimado lector oaxaqueño, es este el peregrinar de cualquier ciudadano como usted o como yo, que se atreva a caminar por las invadidas calles del municipio de Oaxaca de Juárez, patrimonio cultural de la humanidad, es este el peregrinar de muchas personas quienes ya no confiamos en promesas de cero ambulantes.
“Son las mismas autoridades municipales, de policía y de tránsito, quienes mantienen vínculos de complicidad con los ambulantes y vayan a saber si con el crimen organizado también”, comenta Ana, víctima de la prepotencia, abuso y amenazas de parte de vendedores ambulantes “bien organizados” quienes recientemente en una mañana la agredieron verbalmente y causaron daños a su vehículo por estacionarse desde las 7 am en calles céntricas para ir a su trabajo… su error, estacionarse en la banqueta que ya tenía dueño, el comercio informal.
Los ambulantes son los eternos intocables, su jurisdicción son las banquetas y espacios públicos, valentones y legulellos, gozan de la simpatía de los policías municipales, el concubinato… una bomba de tiempo para José Luis Echeverría Morales y Javier Villacaña Jiménez.
Sin duda que el ambulantaje afecta la imagen turística-cultural de cualquier ciudad y de sus autoridades que se ostenten como defensores de las actividades de este binomio, aquí en Oaxaca capital, pese a que el COMERCIO FORMAL ESTABLECIDO y las diferentes Cámaras afines han exigido frenar a este “Cáncer”, autoridades van y autoridades vienen y solo se limitan a anuncios, las firmas de convenios y la “buena voluntad” son pan y circo para el pueblo, “meros boletines informativos” pero todo queda en buenas intenciones.
El estado depende de la “Industria sin chimeneas”, hay que cuidar a la gallinita de los huevos de oro, el ambulantaje solamente es una pequeña paja en un mar de conflictos que se ven a diario y que en poco ayudan a quienes nos desgañitamos promocionando a Oaxaca en nuestras páginas.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA
Es probable que desde otros puntos de vista los ambulantes no son los que crean el caos en las calles de la ciudad, sino son las mismas autoridades encargadas del comercio y los permisos las que promueven la desorganización y permiten que esta problemática crezca rápidamente.
Se debe trabajar de inmediato, ya que desde nuestro punto de vista el ambulantaje SÍ AFECTA el flujo de visitantes en la capital y con ello al estado, ya que como principal punto el turista viene a la capital y de aquí al interior del estado a algún destino de playa, cultural, religioso o ecoturístico.
Si la autoridad municipal no redobla esfuerzos para meter en cintura al comercio informal y no brinda opciones para quienes hoy como ambulantes no pierdan su fuente de trabajo, si la solución a este problema no se concreta cuanto antes y se sigue heredando a las nuevas administraciones, ésta problemática, como muchas otras (que vienen lacerando la imagen positiva del municipio ante el mundo y que se mencionarán en otras colaboraciones), será la tumba de los que dirigen los destinos municipales, así serán recordados y juzgados por la historia.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *