En San Pedro Yucunama estoy entre familia: Pbro. Adonaí Ortiz García

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ


En San Pedro Yucunama el día 29 de julio no fue un día cualquiera, antes de mediodía los habitantes se organizaban para recibir una visita especial, desde el estado de México, del valle de Chalco llegaba un joven de treinta años con raíces en esa comunidad, se trataba del sacerdote Adonaí Edgar Ortiz García quien acompañado de familiares y amigos fueron recibidos por la comunidad entera.

El encargado de dar la bienvenida fue el presidente municipal Alejandro Méndez Sánchez, quien le agradeció su visita y reiteró que Yucunama siempre recibe con los brazos abiertos a sus hijos predilectos. En su oportunidad, el padre Adonaí comentó “Me siento entre mi familia, como en casa, me he encontrado con mis raíces, el hombre debe encontrar de dónde viene, cuando yo regreso aquí (A San Pedro Yucunama) empiezo a descubrir lo que mi padre me contaba de niño, me gusta convivir con las personas, el apoyo que se recibe es motivante, los habitantes de Yucunama son mis paisanos, estoy alegre porque me siento parte de esta población, todos me han demostrado su cariño”.

El joven Adonaí Edgar Ortiz García, comenzó a estudiar a los 15 años en el seminario menor, fueron tres años de preparatoria, después entró al seminario mayor a la primera etapa que imparten la educación introductoria, posteriormente tres años de estudios de filosofía, luego a un curso llamado “Año de confrontación”.

“Medio año es el trabajo en la parroquia y el otro medio año trabajar por cuenta propia , recaudar fondos para ayudar a la familia, el objetivo de esto es nunca olvidar de donde venimos, nuestras raíces y las necesidades que hay en la propia familia, después de ese año vienen 4 años de estudios teológicos y posteriormente medio año de pastoral como seminarista, después la ordenación de diaconado y posteriormente la de presbiterado” comenta el joven sacerdote.

La autoridad municipal encabezada por Alejandro Méndez Sánchez, el recién llegado y la comunidad iniciaron un recorrido hacia la iglesia, en el centro de la población, la banda de Música tocaba mientras los abrazos y los saludos hacia el Padre Adonaí no se dejaron esperar en el transcurso.

Ya en la iglesia el padre de San Pedro y San Pablo Teposcolula Sergio Herrera Arias dio la bienvenida e invitó al sacerdote Adonaí Edgar Ortiz García a realizar la bendición correspondiente y a celebrar la misa.

La ordenación del padre Adonaí fue en la Catedral de San Juan Diego, en la Diócesis Valle de Chalco en el estado de México el 7 de junio de 2013, actualmente tiene 30 años.

Recuerda que cuando entraron al seminario fueron 37 jóvenes de los cuales sólo se ordenaron dos. Explica que la deserción se da porque la formación es bastante prolongada y con esto se busca encontrar una respuesta firme, convencida y plena. Más vale un buen cristiano a un mal sacerdote. Se debe predicar con el testimonio ya que el compromiso es bastante fuerte.

En su mensaje en misa, el sacerdote Adonaí Edgar Ortiz García resaltó la importancia de los valores morales entre los seres humanos y la actitud de servicio. Al finalizar la celebración eucarística los religiosos y la comunidad fueron a la presidencia para ir por el cabildo y juntos se dirigieron hacia el auditorio municipal, donde la familia Sanjuan Martínez ofreció una rica barbacoa que todo el pueblo pudo disfrutar.

Durante la comida, Gabriel Cruz García dirigió un emotivo mensaje al joven sacerdote, recalcando que para los habitantes de San Pedro Yucunama es muy importante contar con personas como él, entregadas al sacerdocio e impulsando una vida llena de virtudes y bondades, así mismo lo invitó a no olvidarse de sus verdaderas raíces y a visitar la comunidad cada que así lo deseara.

Al término de la comida se ofreció un espectáculo donde las escuelas de la población brindaron múltiples bailables para deleite de los asistentes, quienes al ritmo de la banda también bailaron en tan ameno ambiente.

Por la noche en casa de Doña Heriberta Martínez y Gilberto Sanjuan se ofreció una rica cena al sacerdote Adonaí Edgar Ortiz García, familiares y amigos que lo acompañaban desde el estado de México, ahí pudieron disfrutar de unas típicas tlayudas, atole y el infaltable mezcal.

A la mañana siguiente, en el mismo domicilio, el sacerdote pudo disfrutar de unos ricos tamales, ahí, bendijo la comida y pidió por la salud y la unión de todos. El padre Adonaí se comprometió a estar presente en la fiesta patronal de Yucunama, en el mes de abril del siguiente año, al final la despedida fue emotiva, llena de abrazos sinceros, fotos, consejos y buenos deseos.

El mensaje del padre Adonaí es para los jóvenes y ahí recalca, “El sacerdocio más que una carrera es un llamado, el estudio al sacerdocio es como un noviazgo, no debemos tener miedo a descubrir un llamado para acercarnos a la iglesia. No siempre es estar rezando todo el día, sino más bien tener una formación e integración como persona, humana, espiritual, intelectual, y en el trabajo el servicio a las demás personas, que es la finalidad. Las familias de los sacerdotes no son familias especiales, a veces basta con una motivación familiar para comenzar a sembrar la semilla, para fomentar la vocación” comenta.

“Lo que nos une como familia es la fe en cristo, todos somos uno buscando la unidad entre nosotros”, culmina.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *