Feria de San Jerónimo

DANIEL PEÑA
“Bajón un telón hermoso… la ixtepecana mueve su olán” Así comienza una de las más hermosas canciones del ‘peregrino istmeño’ como era conocido don Luis Martínez Hinojosa y donde retrata de una forma romántica los días de fiesta en la antigua villa de san Jerónimo, hoy Ciudad Ixtepec.

Y es que en este mes de Septiembre, Ixtepec recibe a cientos de personas que acuden a celebrar las grandiosas festividades en honor a San Jerónimo Doctor quien es el santo patrono de la ciudad.

Desde el 31 de agosto inician los festejos con el tradicional DxiBeu en el cual se realiza la tradicional calenda que recorre las principales calles de la población para anunciar al pueblo que el mes de la fiesta patronal ha llegado.

La noche del 15 de septiembre, después del grito de independencia se lleva a cabo la coronación de la reina de las fiestas quien presidirá y asistirá a todas y cada una de las actividades festivas y culturales durante todo un año.

Uno de los atractivos más bellos de estas fiestas en Ixtepec es sin duda alguna sus esplendorosas velas que son el orgullo de los jeromeños: la vela Didxhazá, la vela 23, la vela 25, la vela 27, y la vela 29 que es una de las más antiguas en todo el Istmo.

El 30 de septiembre por la madrugada el pueblo se reúne para cantar las mañanitas, y acudir a la misa grande al mediodía para después asistir al grandioso baile en casa de los mayordomos donde además de música viva y adornos multicolores, los invitados pueden disfrutar de un rico plato de estofado y un refresco amargo.

Pero si bien esta diversión para los grandes es motivo de orgullo y tradición, también hay otra parte de orgullo para chicos y grandes: la gran feria de san Jerónimo, que año con año se instala en las cercanías del templo de san Jerónimo de Cd. Ixtepec en donde uno se puede encontrar con gran variedad de puestos de juegos tradicionales como las canicas, el tiro al blanco, y la polaca. Puestos de dulces tradicionales, limón relleno de coco, caca de caballo, curado, gaznates y un sinfín de opciones.

Antojitos, fritangas, juegos mecánicos y novedades hacen una estampa provinciana que en pocas poblaciones aún se puede observar.

La feria de san jerónimo en cd. Ixtepec, es una de las ferias más emblemáticas de la región del istmo, tan sólo después de la feria de semana santa en Tehuantepec y que es un punto obligado para quienes visitan esta población zapoteca que está llena de gente amable y hospitalaria. Vivir sus fiestas y noches de vela es una experiencia sencillamente inolvidable.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *