Festejan en Santa María el Tule al coloso milenario

* El coloso “Del Tule” lucía fuerte, frondoso y lleno de vida, se notaba que los años en nada han menguado su fortaleza, sus más de dos mil primaveras lejos de hacerlo decaer en su estructura han permitido el paso de los siglos por sus ramas sin inmutarse
EL ARBOL DEL TULE
Erving AMBROSIO MARTÍNEZ
Considerado de los árboles más grandes y antiguos del mundo, el famoso “Árbol del Tule” también tiene su fiesta y su día, es el segundo lunes de octubre de cada año y ya está institucionalizado como el “Día del Árbol del Tule”.
En la población a la cual ha dado su nombre, Santa María “El Tule”, se festeja a este enorme ahuehuete que ha dado fama mundial a la comunidad, su majestuosidad se extiende por todo lo ancho del atrio de la iglesia y su voluminoso tronco nos deleita con sus múltiples formas que de sus troncos emanan.
LA PROCESION
El pasado lunes no fue la excepción, la autoridad municipal encabezada por Rafael Luis Cabrera; el presidente del Comité de los Festejos del Árbol, Francisco Jarquín Soto, autoridades comunales y ejidales y la población se dieron cita desde temprana hora para cantar las Tradicionales “Mañanitas”, las cuales fueron entonadas por los infantes del jardín de niños Vicente Guerrero de la comunidad.
LAS TRADICIONALES MAÑANITAS
A un costado del “Árbol del Tule” se dispuso un altar para trasladar a la Virgen del Rosario y donde más tarde se celebraría misa, una hermosa procesión acompañando a la virgen María donde participaron los habitantes, el cabildo municipal y la Hermandad del Sagrado Corazón de Jesús recorrió el atrio de la iglesia, adelante iba la banda de música y los fuegos artificiales como cohetes y rueditas de carrera.
MISA EN HONOR A LA VIRGEN DEL ROSARIO
Posteriormente la Virgen María fue colocada de vuelta en su nicho en el interior de la iglesia, la misa comenzó en punto de las once de la mañana a un costado del festejado, en la celebración eucarística el sacerdote Juan Antonio Jiménez Gómez reafirmó la importancia del árbol como fuente de vida, figura que da la comunidad fama internacional, así mismo también dijo en su mensaje que la relación que se puede tener entre la fiesta del Árbol del Tule y la Virgen del Rosario es que da vida, cobijo, proporciona sombra y protege, “Debemos tomar acciones para cuidar la vida y juntos colaborar para cuidar al árbol”.
LA VIRGEN MARÍA EN PROCESION
Jiménez Gómez también resaltó la importancia del municipio de Santa María “El Tule” como un municipio limpio, “Debemos luchar contra el gigante de la basura para dar una buena imagen” concluyó. La procesión y la misa estuvo amenizada por la Banda de Música “La Inquieta” de Santa María Guelacé del maestro Jesús Barba Pérez.
CONVIVENCIA
Entrevistado el regidor de Hacienda de este importante municipio del Valle de Oaxaca, Epifanio Santiago Manuel, comentó que “Este árbol nos representa cómo somos, las personas que nos visitan hablan bien de Santa María El Tule porque cuidamos el árbol y cuidamos la naturaleza, los oaxaqueños vienen a pasar un fin de semana para sentir la tranquilidad de la comunidad, los turistas locales, nacionales y extranjeros disfrutan de nuestra gastronomía y antojitos regionales, somos un estado de fiesta y aquí no es la excepción, hay que festejar a quien nos ha dado fama mundial, el Árbol del Tule”.
Al término de la misa la autoridad municipal y el comité de festejos del Árbol del Tule invitaron a todos los presentes a saborear la rica bebida ancestral, el Tejate, de empanadas y las deliciosas nieves de varios sabores, también se pudo disfrutar de las “probaditas” del infaltable mezcal oaxaqueño.
EL MEZCAL
Después de mediodía hizo su aparición el famoso compositor oaxaqueño Marcos Valerio, quien deleitó con sus composiciones al público ahí presente. Era imposible dejar de notar la presencia del turismo extranjero, personas de diferentes nacionalidades también convivieron, se tomaron fotos y participaron de la tradicional “Tirada de dulces”.
El coloso “Del Tule” lucía fuerte, frondoso y lleno de vida, se notaba que los años en nada han menguado su fortaleza, sus más de dos mil primaveras lejos de hacerlo decaer en su estructura han permitido el paso de los siglos por sus ramas sin inmutarse, al final de cuentas, también estaba contento pues esa era su fiesta.
Durante el día se amenizó con música de sones y jarabes, en punto de las seis de la tarde hizo su aparición la inigualable Orquesta Primavera quien bajo la dirección del maestro Javier Hernández García interpretaron la Danza Eslava No. 8, Vereda Tropical, popurrí latinoamericano, Naela, Huapango, popurrí de Álvaro Carrillo, Danzones de Lara, pupirrí istmeño, Qué bonita es mi tierra, Pinotepa, la Canción Mixteca de José López Alavéz, La Llorona, Nereidas, el himno de los oaxaqueños “El Dios nunca muere”, Quien será y Mi Oaxaca, canciones que también fueron bailadas por el público ahí presente. Después de las siete y media de la noche se dio comienzo con un ameno baile popular.
GASTRONOMIA OAXAQUEÑA
Las festividades en honor al árbol se llevaron en completa calma, sobre el andador de la explanada municipal se instalaron de manera provisional una gran cantidad de puestos que ofrecían alimentos como la rica barbacoa de chivo, memelitas, la riquísima empanada de amarillo, verde o de flor de calabaza, quesadillas, bebidas, antojitos, rompope, y mezcal en sus diferentes presentaciones, dulces regionales, recuerditos alusivos al árbol y juegos mecánicos.
NOCHE DE BAILE
Santa María El Tule celebra a este árbol milenario el segundo lunes del mes de octubre, sin embargo recibe los 365 días del año a todo aquel que tenga en sus preferencias visitar una comunidad pintoresca, con gente amable y trato respetuoso, un municipio limpio y un enorme Árbol del Tule, que entre sus ramas guarda la admiración y el respeto de quien lo observa.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *