GRUPO “14 DE JUNIO-CNP”, SIEMBRA EL TERROR EN LOS VALLES CENTRALES DE OAXACA

* Ellos, junto con su líder, gozan de Impunidad y presumen respaldo de Alejandro Murat con quien se toman la foto para la prensa

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ
Lo que este reportero pueda llegar a experimentar ante cualquier situación de riesgo por parte de la intimidación de algún particular, puede considerarse dentro de las experiencias diarias, de la cotidianeidad de la vida; te ofenden, te maltratan, de echan el auto y te recuerdan a tu progenitora.

Pero nada puede compararse con la amenaza de un inconformado pipero de la zona de los terrenos de Zaachila Segundo, núcleo poblacional cercano a la agencia municipal Vicente Guerrero, de recurrir a los esbirros del frente popular 14 de junio para darte una “madrina” de esas espectaculares con todo y fracturas.

De ese tamaño son las amenazas de los seguidores de “Don Panchito”, personaje que goza de un cacicazgo en la zona, que hace y deshace a su antojo, que amenaza y que violenta y que también le da tiempo de tomarse la foto con el gobernador de Oaxaca Alejandro Murat en audiencia pública para pedir “sepa Dios qué cosas”.

A lo largo de los últimos días, todo Oaxaca ha sido testigo de las agresiones que han venido sufriendo habitantes de la agencia municipal Vicente Guerrero, del municipio de Zaachila, por parte de integrantes del grupo terrorista “14 de Junio-CNP”, anteriormente habitantes de Xoxo y otros municipios de Valles Centrales ya lo han padecido.

“Este grupo ha actuado impunemente, sus integrantes se desplazan utilizando armas de fuego, intimidando a la población; por medio del terror han comenzado a instrumentar el cobro de piso y el pago de cuotas de protección, que al negarse a cubrir las y los ciudadanos, cumplen con sus amenazas y los agreden físicamente aun dentro de sus domicilios, han implementado retenes armados y cubiertos del rostro, para obligar a transportistas afiliarse a su grupo y a pagar cuotas”, dice una de las líderes políticas de Oaxaca.

Las opiniones se suman, las redes sociales estallan contra la violencia que esta situación ha generado, no así los políticos que pueden y tienen en sus manos resolverlo, se toman el café y fugan su atención hacia otros lados, saben de la violencia y no mueven un solo dedo, su tardía respuesta policiaca una muestra.

Ante esta serie de hechos y la indiferencia de las autoridades estatales y federales, omisas ante la escalada de violencia de un grupo de facinerosos, diferentes organismos entre ellos, sociales, culturales y políticos, exigen al Gobierno del Estado, y a las instancias federales su intervención para que restablezcan, de inmediato, el Estado de Derecho en la agencia municipal Vicente Guerrero, en Zaachila.

La presidenta municipal de la Villa de Zaachila, Maricela Martínez Coronel, exigió a las autoridades del Gobierno del Estado y federal la aplicación de la Ley y rechazó cualquier intento de diálogo con quienes, sin ser de la municipalidad, han agredido a los habitantes de por lo menos unas 20 colonias y una agencia municipal.

La mañana del pasado domingo 28 de mayo, aquel percance con el pipero no tuvo más trascendencia, tuve que irme evitando ser “el valiente” para no sufrir los embates de la incontrolable 14 de Junio, iba con mis tres hijos y no los pondría en riesgo por ningún motivo.

Así el miedo entre los que viven por esos rumbos, así la zozobra de vivir en colonias donde a partir de las 9 de la noche ponen candados donde pernoctan los principales líderes, pues también ellos tienen miedo a veces de ser ejecutados.