La escultura monumental ‘El Pescador’, de Alberto Aragón, en el Museo de Arte Contemporáneo

MANUMENTAL MACOOOO BUENO

* Por primera vez, el MACO expone dos trabajos volumétricos de estas dimensiones
* Compleja operación permitió instalar la obra de casi seis metros de altura y tres toneladas de peso en el espacio museístico

Oaxaca, Oax.- Si bien el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca ha presentado
anteriormente instalaciones de grandes dimensiones en su patio conocido como El Cubo, es la primera vez en su historia que exhibe dos obras monumentales de una sola pieza (cinco punto seis por tres metros y cuatro por dos metros, con peso aproximado de tres toneladas) como las que Alberto Aragón Reyes presentó el 23 de marzo en ese espacio, emblemático para el arte en Oaxaca.

Con el título de “El Pescador”, Aragón Reyes elaboró esta escultura monumental con una base de placas de acero soldado con cubierta de resina y cargas minerales para consolidar una de las producciones escultóricas más interesantes y llamativas de los últimos tiempos en la región sureste de México.

Si bien la entidad oaxaqueña es conocida por una producción variada de esculturas monumentales centradas en la gura de Benito Juárez, cuya aportación estética resulta cada vez más cuestionada, es la primera vez que un artista de la zona apuesta por dar cima a una escultura de formato mayor cuyo tema es la celebración de los anónimos trabajadores del mar.

Además, la obra escultórica de Alberto Aragón Reyes, nacido en la ciudad de Oaxaca en 1980, se aparta de otras en la región y en el país debido a su factura expresionista y a su cuidado estudio anatómico, muy alejado del hieratismo y la desproporción que suelen caracterizar a las e figies dedicadas a Benito Juárez y a otras guras históricas.
Aragón Reyes puntualiza que su obra sigue un camino personal que comenzó en 1998, y cuyo desarrollo muestra una coherencia estilística y temática si se siguen las diferentes etapas que el pintor, escultor e instalador ha desarrollado en sus manifestaciones en la plástica mexicana e internacional.

La obra escultórica monumental de Alberto Aragón que se exhibe en el MACO de Oaxaca desde el 23 de marzo hasta el 21 de abril de este año resume y ampli ca conceptos que han preocupado desde hace algunos años al artista, quien reunió recientemente una retrospectiva de su obra de 1998 a la fecha en el libro que tituló “Abisal”.

El trabajo de Aragón Reyes se enfoca cada vez más en el proceso alquímico de los materiales artísticos, así como en la subjetividad y el simbolismo de sus creaciones. Busca referirse a “algunas cosas en común que compartimos como seres humanos: deseo, pensamientos, sueños, miedo, angustia, anhelos, alegría, tristeza, pulsiones, el misterio de nuestros más profundos estados del ser. Una búsqueda de acontecimientos signifi cativos para expresarlos mediante símbolos”.
Entre esos símbolos señala el del pez, “que vive bajo la superfi cie, como los peces abisales, que nadan en la zona más profunda del océano; por ello, para mí, ese símbolo, el mar y sus habitantes representan el subconsciente en forma metafórica, las pulsiones, el deseo de abundancia, la sexualidad, el instinto”.

La escultura “El Pescador”, realizada en acero, resina y cargas minerales, fue elaborada en el estudio que Alberto Aragón ha instalado muy cerca de la capital oaxaqueña, en la población de Ánimas Trujano. Se exhibe en el patio El Cubo del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, con acceso público durante toda la semana, excepto los martes.

La instalación de esta escultura en el espacio del MACO requirió de un complejo y espectacular operativo debido a las dimensiones y el peso de la obra, la cual fue introducida mediante grúas y otros instrumentos. El desarrollo de esta operación quedó registrado por el propio artista y sus colaboradores en una videograbación digital que acompaña a la exhibición de la propia obra volumétrica.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *