“La mejor vía para exigir es acudir a las urnas”, señalan en la UABJO

* En los “Diálogos por el derecho a saber”, organizados por la Universidad, el INE y el IEEPCO, resaltan la preocupación por la indiferencia de la juventud ante las elecciones, y aclaran que “si no queremos el gobierno que tenemos, debemos participar para cambiarlo”

CIUDAD UNIVERSITARIA, Oaxaca, mayo 24.- A pesar de que las y los jóvenes de entre 18 y 30 años representan el 29.8 por ciento de la población nacional y el 29.9% en Oaxaca, es preocupante su indiferencia ante los procesos electorales, ya que prefieren ver películas en lugar de acudir a las urnas, reconoció la Mtra. Christian Verónica González Labastida, vocal secretaria de la Junta Local Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE).

Durante el segundo conversatorio “Diálogos por el derecho a saber”, que con el tema “Jóvenes y elecciones” auspició la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) este miércoles 23 de mayo en el auditorio de la Facultad de Idiomas (FI), la representante del INE refirió que en el último proceso electoral federal del 2015 sólo el 35.6% de la juventud nacional acudió a ejercer su derecho al voto.

Y ante los comicios del 1 de julio próximo, para elegir presidente de la República, senadores y diputados al Congreso de la Unión, así como gobernadores, diputados locales y presidentes municipales en la mayoría de las 32 entidades del país, González Labastida consideró que “existe un México apático a participar electoralmente”.

Por ello, exhortó a las y los universitarios a pensar que quienes gobiernen la nación durante los próximos seis años serán los que tengan la responsabilidad de darles la oportunidad de formar una familia, además de empleo, vivienda, salud, educación, etcétera, por lo que “la mejor vía para exigir mejores condiciones de vida es la participación en las urnas”.

El segundo conversatorio de los “Diálogos por el derecho a saber”, realizado en el auditorio de la FI que dirige el Dr. Edwin León Jiménez ante la comunidad estudiantil y docente, fue moderado por Osmar Alejandro Gijón Rodríguez, egresado de la UABJO, “Premio Estatal de la Juventud” en la categoría de “Labor Social”, además de fundador y presidente del Consejo Nacional de Voluntariado.

FALTA DE INTERÉS DE UNA GENERACIÓN INFORMADA

La segunda panelista, Mtra. Minerva Patricia Ríos Padilla, directora Ejecutiva de Partidos Políticos, Prerrogativas y Candidatos Independientes del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), consideró que la falta de interés en ir a votar radica en que las y los candidatos no incluyen en sus programas las necesidades y demandas de la juventud.

Resaltó el hecho de que “esta es la generación de jóvenes más informada de todos los tiempos, con infinidad de formas de acceso a la información, aunque hay otro gran porcentaje que no tiene oportunidad para cursar la educación superior y, por lo tanto, sus prioridades son diferentes”.

Ríos Padilla recordó que “la democracia en México ha sido un trabajo de las generaciones anteriores, por lo que la actual y las que vienen deben ser partícipes del cambio, ya que votar es un derecho, pero también una responsabilidad; si no queremos el gobierno que tenemos, debemos participar para cambiarlo”, subrayó.

REBELDÍA DE LA JUVENTUD

En su oportunidad, el Dr. Víctor Leonel Juan Martínez, investigador del CIESAS y representante de la Organización No Gubernamental “Nosotros, Nosotras”, parafraseó al extinto presidente de Chile, Salvador Allende, quien durante su visita a la Universidad de Guadalajara en 1972 resaltó la importancia de los jóvenes y de su espíritu de rebeldía para cuestionarlo todo en busca del cambio y la transformación con la consigna de: “ser joven y no revolucionario es una contradicción hasta biológica”.

El también catedrático universitario y ex consejero del IEEPCO sostuvo que “lo complejo es ser un buen estudiante y un agente de transformación revolucionaria, porque la revolución no se hace desde las universidades, pero las universidades se hacen a través de la educación, mediante la toma de conciencia y el análisis de reflexión”.

Reconoció que la participación de las y los jóvenes es trascendental para la vida política del país, y “el reto ahora es cómo transformar las redes sociales, del meme al análisis crítico, serio, reflexivo; cómo pasar del hashtag al compromiso real con el espacio público y la participación ciudadana, y del twitt a depositar en las urnas el voto razonado, informado, crítico y de apuesta por la transformación”.

Juan Martínez pidió a la comunidad UABJO presente “ser conscientes que por cada estudiante que está en un aula universitaria existen ocho que no pudieron conseguirlo, ya sea por cuestiones estructurales, de recursos, crisis, etcétera; por ello, tienen mayor responsabilidad en su toma de decisiones y reflexión sobre lo que pueden hacer en el espacio público”.

JÓVENES: DE LA ANTIPATÍA A LA INICIATIVA

Por su parte, el periodista Pedro Matías Arrazola, corresponsal de la revista “Proceso” y quien obtuvo el “Reconocimiento a la trayectoria” por su labor en defensa de los derechos humanos desde la comunicación, dijo que hay hechos contundentes que evidencian que las y los jóvenes sí han sido muy importantes en los cambios del estado y del país.

Opinó que el hecho de que las y los candidatos no respondan los cuestionarios quiere decir que no les importa la juventud ni la problemática, sólo cómo los van a utilizar.

Consideró lastimoso ver a jóvenes en los cruceros con sus banderitas y aparatos de sonido promoviendo a un partido político del que desconocen su ideología y propuestas, pero lo toman como empleo ante la falta de, o como trampolín para un puesto político o gubernamental, aunque pasan generaciones y no lo logran porque los cargos se heredan.

Matías Arrazola dijo que vivimos una era con suficiente información, en que la juventud tiene todas las herramientas para emitir su voto de manera consciente y razonada, y subrayó que “así como hay jóvenes antipáticos están los que tienen iniciativa con esa rebeldía que no permite que se dejen engañar”.