La muerte come chichilo en Santa Cruz Xoxocotlán

  • Reciben sus dos panteones de Xoxocotlán más de 15 mil turistas en noviembre
    Reciben sus dos panteones de Xoxocotlán más de 15 mil turistas en noviembre
  • La muerte come chichilo en Santa Cruz Xoxocotlán
    La muerte come chichilo en Santa Cruz Xoxocotlán
  • Lo único que tenemos seguro en esta vida, la muerte
    o único que tenemos seguro en esta vida, la muerte
  • No me da miedo recibir a mis muertos
    No me da miedo recibir a mis muertos

Leticia GONZÁLEZ CRUZ

Ya se cosechan los chiles en Santa Cruz Xoxocotlán, para poner a secarlos y preparar el platillo tradicional de los días de muertos, el chichilo, sus tamales y el plepletamal. En este municipio a sólo diez minutos de la capital oaxaqueña, se prepara una de las máximas fiestas del valle, el día de muertos y su velada.

David Jiménez uno de los ancianos con gran tradición en la elaboración de tapetes en esta comunidad ya prepara su hoz para ir al campo y cortar el zempoasúchitl –flor amarilla y de gran aroma en estas celebraciones- para conmemorar otro año más el regreso de sus familiares difuntos.

“Nuestro Dios de la muerte Mictlantecuhtli en la antigüedad le daba a los muertos un día libre fuera de su descanso eterno y les abría la puerta para regresar a la tierra y visitar a sus familiares, regresar a comer su comida y recibir su ofrenda…’’

Es por ello –narra- que en los altares puestos en día de muertos, en la ofrenda no debe faltar el platillo preferido para nuestro ser recordado, “Mi ofrenda se la dedico a mi tía, fue con ella con quien crecí, y lo primero que le pongo es su botella de mezcalito de gusano, sus tamales de mole y chichilo’’.

Este 2014, las autoridades municipales de Santa Cruz Xoxocotlán preparan las actividades del 29 de octubre al 3 de noviembre, celebración que inicia con tambores en el parque central, conciertos, proyección de películas y el día 30 de octubre se tiene la participación de los jóvenes estudiantes de la facultad de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) quienes montan un tapete monumental que se extenderá en todo parque central frente al palacio municipal.

Para dicha actividad se ocuparán tres carros volteos de arena, donados por el municipio. Así los dos panteones de Xoxocotlán, el panteón San Sebastián mejor conocido como el panteón Viejo y el Mictlancihuatl de más reciente apertura serán la sede el día 31 de octubre de la tradicional velada la cual dura toda la noche, madrugada y hasta que el sol salga.

Esa noche en esta comunidad los panteones se llenan de color, velas, incienso, música, aromas, baile y mariachi. A un lado de la tumba, la anciana Felisa Morales cuenta que los difuntos llegan a partir de las dos de la mañana del inframundo y en las tumbas los esperan sus familiares para recibirlos y después volver a casa en su compañía en donde ya se encuentra colocada la ofrenda que los recibirá en esta nueva visita, el altar de muertos.

Es un vocablo general entre la población el que se tiene cuando se dice que la noche del 30 de octubre se esperan a los angelitos –niños y niñas muertas-, y el día 31 se espera la llegada de los difuntos adultos.

“No me da miedo recibir a mis muertos, ellos me cuidan, ellos me esperan, es lo único que tenemos seguro en esta vida, la muerte, la niñita blanca que´sa si agarra parejo, ricos pobres, cojos, mancos, pelones…’’

La mano de la anciana, entrelazada por el tiempo, las arrugas y su blanca cabellera traen al recuerdo la petición que su madre le narraba una y otra vez llegados los aires de octubre y noviembre.

…Cuando yo me muera, no olvides nunca ponerme mi altar el día de muertos, no quiero volver y tener nada. Quiero mis panes de yema, mis faritos y una buena canasta de tamales.

Tradición milenaria y muy esperada en los Valles Centrales de Oaxaca, es el Día de Muertos donde a las almas de los muertos se les venera y se les hacen ofrendas, estos actos han dado origen a ritos y ceremonias que refuerzan los lazos familiares. La celebración de este día da vida a la creencia de que el dios de la muerte Mitlantecuhtli abre las puertas a las almas para visitar la tierra.

En esta celebración se esperan rebasar las expectativas de turismo, pues en la fiesta de muertos en 2013 se tuvo una visita de más de 15 mil turistas entre nacionales e internacionales, afirmó Eder Juárez Ignacio director de cultura el ayuntamiento de Santa Cruz Xoxocotlán.

Para el día primero de noviembre continúa el arribo de los visitantes, pues se lleva a cabo la comparsa infantil y el día dos la comparsa de adultos. Además se puede disfrutar la visita a los quince tapetes de arena que se instalan en la calle Melchor Ocampo aledaña al panteón Viejo San Sebastián. Así como también a la exposición pictórica del pintor Eloy Pérez Aquino, nativo de este lugar.

En este municipio la muerte regresa a casa con unos kilitos de más, pues aquí la muerte come chichilo de Xoxocotlán. O como decía mi tata come mi´ja que vida sólo hay una y tallas hay un chingo, culmina Felisa Morales.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *