LA PINTURA… Un camino de aprendizajes: Miguel Guzmán Sandoval

  • PINTOR MIGUEL 1
    Miguel Guzmán Sandoval, nace en Tlacolula de Matamoros, Oaxaca, sin embargo toda su vida la ha vivido en la ciudad capital
  • PINTOR MIGUEL 2
    Las técnicas que utiliza en sus cuadros son: Temple de huevo, óleo sobre tela, sobre papel, sobre hoja de plata, oro y cobre, además de tierras y encausto
  • PINTOR MIGUEL 3
    creatividad, de grabado, de fotopolímero, xilografía, de profesionalización, de curaduría, fotograbado, dibujo intensivo
  • PINTOR MIGUEL 4
    Desde 2001, ha participado en diferentes cursos y talleres de cerámica

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ

Miguel Guzmán Sandoval, nace en Tlacolula de Matamoros, Oaxaca, sin embargo toda su vida la ha vivido en la ciudad capital, le sobrevive su madre Etelvina Sandoval, su padre Nicolás Guzmán falleció hace aproximadamente 15 años, es el penúltimo de 9 hermanos.

En la época dura de todo ser humano, la pubertad, abandonó los estudios temporalmente para ingresar al Templo y Exconvento de Santo Domingo cuando se restauró, ahí trabajaba con sus hermanos bajo la dirección del maestro restaurador Primitivo García proveniente del estado de Hidalgo.

Miguel Guzmán tenía 15 años y ya ganaba dinero, cuando se terminó el proyecto de restauración de Santo Domingo, tuvo la oportunidad de terminar la secundaria en sistema abierto, al mismo tiempo que trabaja de lleno haciendo restauración en Tehuantepec y en los templos de la Sierra Norte.

Colabora con Rolando Rojas tallando esculturas, en el 2002 presenta su examen en la ciudad de México para cursar la carrera de Restauración, no tiene éxito y decide trabajar en Hidalgo nuevamente con el maestro Primitivo García en el Exconvento de Santo Tomás Tolentino.

Su amor por la pintura lo motiva a ingresar a Bellas Artes de la UABJO y estudia de 2002 a 2006, sus estudios los combina trabajando en restauración con sus hermanos, termina como Instructor en Grabado y comienza a dar clases en la Academia de Artes Plásticas y Danza “Artística”.

Para Miguel este camino ha sido de aprendizaje, ha sido mucho amor al arte, en el 2006 cuando se comenzaban a abrir espacios, el fenómeno del conflicto social magisterial y de la APPO lo obligó a trabajar en el interior del estado en la zona de los Mixes, ahí se quedó 6 años, en ese lapso se casó por lo civil en el 2008 con Rocío Figueroa quien se dedica a la restauración y también es artista plástico.

Actualmente tienen dos hijos, niño y niña, Miguel lleva tres años de lleno en la pintura y ha lidiado con las actividades propias de la educación de sus hijos, sigue haciendo la restauración como actividad alternativa y remuneradora.

En restauración pictórica, le ha tocado restaurar obras de varios artistas como Rodolfo Morales, Rolando Rojas, Israel Nazario y de artistas de otros estados del Bajío mexicano.

Las técnicas que utiliza en sus cuadros son: Temple de huevo, óleo sobre tela, sobre papel, sobre hoja de plata, oro y cobre, además de tierras y encausto (Por medio de cera de abeja y pigmentos), le gustan todas las técnicas y sabe explotarlas.

Desde 2001, ha participado en diferentes cursos y talleres de cerámica, creatividad, de grabado, de fotopolímero, xilografía, de profesionalización, de curaduría, fotograbado, dibujo intensivo, etc.

También se ha desempeñado como instructor de artes plásticas en talleres infantiles, ha participado en diferentes congresos y cursos nacionales, y por supuesto, ha participado en diferentes exposiciones individuales, colectivas, en el estado de Oaxaca y en otros estados de la república mexicana. Así mismo ha participado en festivales de preservación de tradiciones y costumbres como en la noche de Rábanos, en la festividad del Día de Muertos, festivales educativos y culturales organizados por la UABJO y diversas instituciones educativas y de altruismo.

 

LA ENTREVISTA

Se realiza justo en la Cafetería “USIN-ART” ubicada en Santa Lucía del Camino, exactamente en Av. Lázaro Cárdenas 3,031, a escasos metros del CBTis 123, un lugar que impulsa el arte por medio de la exposición de obras pictóricas en sus instalaciones, ahí se encontraban varias obras de Miguel Guzmán, quien nos recibió amablemente.

Miguel Guzmán Sandoval se vislumbra humilde, y sin más preámbulos comenzamos:

 

CÍRCULO: ¿Cómo te ha tratado la crítica?

MGS: En éstos tres años ha sido benevolente, cuando eso pasa nos sentimos un poco más seguros para seguir el camino del arte, pero otras veces cuando ha sido negativa me han dado en el orgullo, aquí en este trabajo cuando la crítica es dura se debe analizar el trabajo, la obra, y pues los cambios son continuos.

 

CÍRCULO: ¿Cómo disfrutas la vida?

MGS: Mis hijos me motivan lo suficiente, estoy en un momento en los que tengo que forjar su educación, los llevo a la escuela, voy por ellos, están presentes cuando estoy pintando, a veces me interrumpen sus travesuras pero es parte de que estén a mi lado, uso la bicicleta y voy con ellos a algunas partes.

 

CÍRCULO: ¿A lo que te dedicas, cuáles son tus límites?

MGS: En mi opinión un artista no debe tener límites, debes de ser integral y conocer aunque sea un poco de todo a lo que nos dedicamos, aparte de la pintura tener conocimientos de escultura, grabado, dibujo y en mi caso restauración, tallado, manejo de metales, etc. A pesar de que todo artista plástico debe enfocar su obra en lo que tiene en mente o desee transmitir, también un buen pintor sabe hacer o pintar un “Encargo”, éstos siempre resultan un reto. He participado en exposiciones de juguetes tradicionales (Juguetearte), ahí hice juguetes de madera y pinté sobre ellos.

He vendido obra que se ha ido a diferentes países como Japón y Estados Unidos, pretendo vivir de mi obra y obtener el reconocimiento por mi trabajo.

 

CÍRCULO: ¿Durante este camino, cuales son las dificultades a las que te has enfrentado?

MGS: En la escuela te enseñan todo lo relacionado con el arte, trazos, técnicas, materiales, hasta pedagogía, lo que no te enseñan es cómo comercializar tu obra, las relaciones te llegan muy lento, las comisiones por vender tu obra son muy altas, ésta es una realidad de la que pocos hablan, sobre todo porque como pintor hay una necesidad, es la necesidad de seguir vendiendo.

Otra dificultad son los círculos de preferencia respecto a los criterios de los galeristas para escoger tal o cual obra, nosotros los pintores necesitamos aprovechar los espacios para exponer nuestra obra y a veces nos enfrentamos al rechazo, para mí esto aparte de ser obstáculo lo he convertido en fortaleza, si una puerta se cierra otras más se abren, la cosa es no desesperar y seguir buscando espacios, debemos a toda costa evitar envidias o sentimientos vanos y amargados.

 

CÍRCULO: ¿Qué satisfacciones te ha dejado tu trabajo?

MGS: Las satisfacción de saber que eres capaz de hacer todo lo que te propones, desde el momento de comenzar a utilizar los materiales, la satisfacción es saber que la obra en proceso va a despertar emociones, sentimientos y creará estados de ánimo. Me alegra saber que mi obra va a ser admirada y por lo tanto esa ya es una satisfacción, un reconocimiento.

Imaginar mi obra en algún escaparate de algún hogar, en alguna publicación impresa, en una página web, en alguna oficina o institución pública también es una satisfacción enorme, las obras de arte son también como mis hijos, procuro su crecimiento y cuando tienen que volar, me desprendo, las dejo ir.

 

CÍRCULO: ¿Qué tanto disfrutas lo que haces?

MGS: Horrores, el gusto por pintar y saborear lo que hago, experimentar con todo lo que tengo y sé es enorme, puedo trabajar con madera, papel, tela, pintura, etc.

Siento que todo trabajo se traduce en ventas, vendes tu obra, vendes tu tiempo, tus conocimientos, tu talento, a lo que me dedico, aparte de encantarme lo que hago, me pagan por ello, la pintura me deja satisfacción y disfruto pintando.

La pintura me aloca, me mueve las fibras, es lógico que antes de pintar ya tienes proyectado en la mente lo que vas a hacer, sin embargo a veces por accidente puede salirte un buen cuadro.

Un punto clave para pintar es la inspiración, ésta llega a veces a flashazos y otras de forma permanente por periodos de tiempo, ves la imagen, ves la pieza, primero surge la idea, vienen imágenes a tu mente y la maduras, la culminas y como la pintura va por etapas tienes que ser paciente a la hora de manejar el pincel.

 

Para Miguel Guzmán la música también influye en su creación y en su técnica, un buen ambiente proporciona un mejor proceso, él en su obra toma detalles de la naturaleza, de la vida misma y de sus estados de ánimo.

Coincide con sus compañeros artistas al asegurar que entre la obra y el espectador hay un diálogo, “Les explicas del momento que trabajaste y como salió la obra y puede ser que los sentimientos del espectador al observar la obra sean totalmente encontrados, más que venderles una historia, dependiendo del estado de ánimo del espectador, le puede gustar un cuadro u otro”, asegura.

Miguel Guzmán Sandoval se ha mostrado abierto a compartir sus conocimientos, ha dado cursos y con ello busca que sus enseñanzas y su obra trasciendan. Seguirá buscando espacios para seguir exponiendo. En su faceta de padre, lleva a los hijos a la escuela, convive con ellos, es expresivo y busca hacerlos exitosos. Al hablar de ellos su mirada se pierde, como si los imaginara frente a el, jugando.

En su experiencia, los medios de comunicación y las redes sociales han resultado un medio eficaz para promocionar su obra. Ha recibido excelentes comentarios de otros países y éstos son también motivación para seguir creando.

Miguel Guzmán Sandoval expondrá en el Centro Cultural Universitario de la UABJO, a un costado de rectoría, durante el mes de julio del presente año. Sabremos más de su vida y su trabajo en próximas colaboraciones, revista CÍRCULO ofrece espacios como éstos para dar a conocer la obra de cualquier artista, conocido y por conocer, esta publicación ofrece sus páginas como escaparate para difundir el arte y el talento de los artistas oaxaqueños y de otros estados de la república.

DATOS

La obra plástica de Miguel Guzmán Sandoval se conforma por un imaginario onírico presente con símbolos concernientes a su identidad, al recorrido que ha realizado por los diferentes pueblos de Oaxaca y a las emociones provocadas por las experiencias vividas. Utiliza figuras realistas y orgánicas como principales e imágenes apropiadas para su iconografía resueltas en mancha, de las cuales retoma de detalles de fotografías tomadas en recorridos por el estado.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *