¡Mamita, bendita sea!

Jesús Santiago M
Jesús Santiago M

Jesús Santiago M.

¿Cómo no decirle mamita, que su espacio es insustituible?

La vida nos ha enseñado a tener templanza para enfrentar los avatares de la vida. La vivimos y la utilizamos juntos, en los cientos de problemas que fueron resueltos con su sabiduría y con nuestra firmeza. También hubo infinidad de momentos felices.  Recordar es vivir… los jueves a las cuatro de la tarde.

Luis Santiago, el Güero, el extrañado “francés” del Grupo Capitulo VII de AA, arreciaba sus argumentos políticos y periodísticos en contra del magisterio de la Sección 22 y Rosita, nuestra querida maestra por excelencia, defendía su postura y con ahínco evitaba que tocaran a su líder López Obrador. ¡Ah!  Que riqueza familiar en esas tertulias semanales de “las comidas de los jueves”, con Irene, Rosita, Luis, Felipe y yo, rodeados de más de 30 nietos y bisnietos que alegraban la tarde. Anita desde el D.F. nos llamaba continua y especialmente en esos momentos, para saludarnos y compartir de nuestra alegría. La distancia de su domicilio particular nunca dio paso al olvido. El postre y el cafecito sellaban la reunión en torno a usted que rebosaba de alegría. Leíamos al final un pensamiento filosófico alentando nuestra unidad familiar.

Cuando ahora vemos los videos y fotografías que sus nietos atesoran con especial cariño, volvemos a vivir esos momentos inigualables.

Felipe, el profesor y periodista, mi querido hermano, siempre fue discreto, cordial, cariñoso y por cierto muy puntual, acompañado de su pequeño Felipillo quien le hizo renacer esperanzas e ilusiones en esta vida.   Cierto, en las comidas de los jueves sucedían muchas más cosas bonitas, agradables e inolvidables. Hermilo y Lupitos, mis  extrañados cuñados, siempre ponían el toque solemne a “Las comidas de los jueves” aún a sabiendas que el humor y la algarabía les tumbaban su formalismo.

Hermilo siempre prendido en el corazón de Irene y Lupitos como asidero seguro de la maestra Rosita.

“Antes eras mi Chulita, luego fuiste mi Chula y ahora eres mi Chuleta” le declamaba Hermilo a Ire y entre risas y arrumacos terminaban dándose un beso, bajo el rubor de usted que cerraba sus ojitos y finalmente reía y aplaudía.

Fueron casi 6 años de esas comidas de los jueves de los casi 24 que vivimos muy cerquita usted y yo.

Mi amor estuvo entregado a Usted por completo aquí en la tierra y también ahora que se encuentra en el cielo… hasta lo infinito.

¿Cómo no amar sin condición a quien me trajo a este mundo? A quien con infinita ternura cuidó mi desfallecido cuerpo a los tres meses de nacido e  impidió que muriera gracias a su medicina natural que tantas vidas también salvó a lo largo de su fructífera vida, truncada por los renglones torcidos de Dios?

Torcuato Luca de Tena, el escritor y periodista español se adelantó a nuestros  tiempos familiares con esa estupenda novela hecha película.

Rosita, Luis, Felipe, Lupitos y Hermilo ya han muerto, Usted hermosa Madre Mía ha cumplido un año y un mes de su partida. Están juntos en el cielo.

Este 10 de mayo iré primero a festejar a las madres de mis alumnos en San Andrés Ixtlahuaca, donde por cierto también la recuerdan con mucho amor y ternura, después, como cada año, le llamaré por teléfono cuando me venga acercando a la ciudad, porque con toda seguridad ya estará solita esperando mi llegada e irnos a dar gracias al Señor del Rayo y después, ir a tomar su café capuchino que tanto disfrutaba mientras compartíamos como nos había ido durante el día.

Para Usted y para mí, todos los días eran 10 de mayo, lo sabíamos, lo sentíamos y por eso muchos años reímos a placer porque nuestra felicidad tuvo su base en el corazón y no en las desviaciones mentales.

Los renglones torcidos de Dios,esperaron casi 24 años y que se murieran físicamente quienes ahora la acompañan en el cielo, para consumar su ambición material y personal, sin importarles dañarla corporal,  mental y espiritualmente.

El primero de abril de 2013, después de cuatro días hospitalizada y teniéndola a escondidas de su numerosa familia, usted medicamente partió de esta vida a las 13:45 hrs. La causa: Evento hemorrágico vascular cerebral de cuatro días. Con su muerte física, también terminó la farsa de quienes le hicieron tanto daño.

Descanse en Paz, Madre Mía, y en el regazo de nuestro Dios, Bendita sea por siempre.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *