Más de 3000 personas beneficiadas en las jornadas Regala una Buena Visión Oaxaca 2015

En estas jornadas participaron más de 50 especialistas de todo el mundo en el ramo de la optometría, pertenecientes a One Sight.
En estas jornadas participaron más de 50 especialistas de todo el mundo en el ramo de la optometría, pertenecientes a One Sight.

 

COMUNICADO/Oaxaca, Oax.- Del 21 al 25 de septiembre se llevaron a cabo, en la Antigua Estación del Ferrocarril, las jornadas Regala una Buena Visión Oaxaca 2015, donde se beneficiaron a más de 3000 personas, entregando 6000 lentes oftálmicos y de sol, proyecto en el cual hicieron sinergia las Fundaciones Devlyn, One Sight y Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO) con el objetivo de dar las herramientas de vida a las personas que más lo necesitan en Oaxaca, como pueden ser unos anteojos.

Durante las jornadas, en las que se atendieron en promedio 600 personas por día, se realizaron exámenes detallados para conocer el estado de salud visual de los beneficiados, quienes posteriormente recibieron los anteojos y la atención adecuada.

En los diagnósticos se detectaron casos de cataratas en un 25%, glaucoma en niños y adultos, además de un desprendimiento de retina, situaciones que fueron atendidas por médicos que apoyaron de manera gratuita este proyecto o, en algunos casos, se canalizaron al servicio público de salud.

“El objetivo de las jornadas y de la alianza fue mejorar la calidad de vida a través de la visión. El 80% de la información que captamos es a través de la visión: nos permite estudiar, leer y trabajar”, refirió Karla Soberanes, directora ejecutiva de Fundación Devlyn, quien agregó que los niños aumentan un 20% su capacidad de comprensión y de lectura, mientras que los artesanos aumentan un 35% su productividad.

Un trabajo en equipo

La llegada de estas jornadas, que se realizan tres veces al año en la República Mexicana, fueron gracias a las gestiones que realizó el licenciado Álvaro Hegewisch, vicepresidente ejecutivo y director general de la FAHHO, creando una alianza con One Sigth y Fundación Devlyn.

La FAHHO, a través de los estrechos vínculos que mantiene con el Municipio de Oaxaca de Juárez, la Secretaría de Desarrollo Social y Humano de Oaxaca (Sedesoh) y el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Oaxaca (DIF), convocó a asociaciones civiles de asistencia social para ser beneficiados con este programa y aportar directamente un cambio de vida en su trabajo o impactar positivamente en sus estudios. A dicho llamado se sumaron los proyectos de esta fundación, Huertos Orgánicos y Seguimos Leyendo, quienes invitaron a las comunidades y escuelas con las cuales colaboran diariamente. Por su parte, el Museo Textil de Oaxaca integró a la red de artesanos con los que trabaja, conformada por alrededor de 300 personas provenientes de todo el estado.

Otro papel importante fue el que realizaron los voluntarios como es el caso de 30 estudiantes de la Facultad de Idiomas de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, quienes apoyaron como traductores del inglés al español, haciendo posible la comunicación entre médicos y pacientes, así como los 25 voluntarios en el área de logística que ayudaron en el registro de beneficiarios y canalización de las personas en las diferentes etapas.

En estas jornadas participaron más de 50 especialistas de todo el mundo en el ramo de la optometría, pertenecientes a One Sight, fundación que desde hace 25 años se ha dedicado al cuidado de la visión.

Un examen profundo de la vista

Con el propósito de brindar un diagnóstico de calidad y adecuado, el estudio se conformó de 8 etapas. Primero se les realizaba el examen habitual de agudeza visual con la cartilla optométrica para detectar si necesitaban anteojos. En el caso de las personas que ya usaban, correspondía pasar por el proceso de neutralización, donde revisaban la graduación actual y luego hacían un comparativo.

En la segunda fase, el paciente pasaba por un proceso de dilatación de pupilas con gotas y un especialista oftalmólogo medía la presión del ojo con aparatos especiales. Posteriormente se les realizaba un estudio de fondo de ojo y con un autorrefractómetro se conocía la graduación de cada persona. Si el problema podía ser corregido con un par de anteojos pregraduados de lectura, pasaban a la primera estación de entrega, donde recibían los lentes oftálmicos y de sol para protección de los rayos UV.

Las personas que necesitaban una graduación exacta o más elevada eran trasladadas al segundo edificio para las cuatro fases finales. Ahí se les hacía un examen más profundo con caja de prueba, después, en la parte de laboratorio con la receta del paciente, se realizaban los últimos estudios para determinar la graduación de las micas de acuerdo a lo que necesita cada paciente. Los últimas dos fases consistían en la elección del modelo y material de los anteojos, para pasar a la segunda estación de entrega, donde recibían sus anteojos con graduación especial y los de sol. En promedio, el estudio duraba de 1 a 2 horas.

Regresan en noviembre

Para que más personas puedan ser beneficiadas, del 9 al 15 de noviembre se realizarán unas segundas jornadas en la que, a través de organizaciones civiles e instituciones de gobierno, se convocará a personas de comunidades más alejadas de la capital oaxaqueña.

Además, a quienes no alcanzaron citas para las primeras jornadas, se les entregó un pase para que puedan recibir este beneficio en noviembre, quedando pendiente el lugar donde se realizarán.

Numeralia

3000 personas fueron beneficiadas

600 personas se atendieron al día en promedio

6000 lentes oftálmicos y de sol fueron donados

50 especialistas en el ramo de la optometría participaron

30 estudiantes de Idiomas colaboraron como traductores

25 voluntarios participaron en el área logística

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *