Oswaldo Ramírez, vivir a través de los colores

  • WEB OSWA 1
  • WEB OSWA 2
  • WEB OSWA 3
  • WEB OSWA 4
  • WEB OSWA 5

* En su taller delimita su espacio, la luz existe en exceso, ahí convive con él mismo, entre pinceles y paletas, rodillos, tintas, gubias y frascos a medio empezar se enfrenta todos los días a nuevos lienzos
WEB OSWA 1
Erving AMBROSIO MARTÍNEZ/REVISTA CÍRCULO
Los forjadores de generaciones no se dan cuenta de su labor diaria, ni de el impactante ejemplo que dan a la humanidad, poco pueden observar que el conocimiento compartido creará a largo plazo amor y pasión por lo enseñado.

Ellos cumplen una misión, un servicio, comparten sin mezquindad, y se alegran de los logros obtenidos, cumplen la función de un padre, un guía, y así los llevamos siempre, en nuestros corazones y nuestras mentes.

Los forjadores de generaciones son maestros que estimulan al aprendizaje y mientras enseñan siguen en la búsqueda, indagando y experimentando, no necesitan presentación, su labor diaria los presenta y recomienda.

En esa búsqueda encontramos a un maestro que ha influido para que más de una treintena de generaciones se sientan alcanzados con sus conocimientos, con casi 3 décadas de profesor de artes plásticas y 20 años de grabado, Oswaldo Ramírez se siente en la estima, afecto y admiración de miles de niños y jóvenes con quienes ha compartido mucho tiempo de su vida.

La obra plástica y gráfica de Oswaldo trasciende y cruza fronteras, sus enseñanzas van de la mano con lo que quiere proyectar, que más bien busca un plano personal, de ahí lo que provoque en la mente y ánimo del espectador es cosa aparte.
WEB OSWA 2
“Como un buen hombre de familia”… así se deja ver, pues ésta le ha enseñado el camino del amor, lo han acompañado y alentado en su andar, su esposa y sus dos hijos dan muestra de un fortalecimiento a su alma, esto puede verse en su forma de expresarse, con soltura y emoción.

En su taller delimita su espacio, la luz existe en exceso, ahí convive con él mismo, entre pinceles y paletas, rodillos, tintas, gubias y frascos a medio empezar se enfrenta todos los días a nuevos lienzos, a nuevas formas, que van tomando la forma de otras más grandes para ser una sola.

LOS INICIOS
En charla de amigos, Oswaldo recuerda que desde muy pequeño el arte estaba en él pero de forma inconsciente, nunca nadie de su familia ha tenido preferencia por la actividad pictórica, es el único varón entre tres mujeres.

Desde su juventud va viviendo sus propias etapas, esas que distinguen a los jóvenes a su paso por la pubertad, cuando estudia en el CEDART, va descubriendo y teniendo soltura, a partir de esto se convierte en una persona que le gusta luchar por sus derechos y el de sus compañeros, “muchas veces hicimos tomas de la escuela pidiendo algo a beneficio de la base estudiantil”, acepta.

“Cuando decido estudiar la carrera de Artes Plásticas en la UABJO era porque quería un título para ganarme la vida, mi afán era convertirme académicamente en maestro de artes plásticas, una actividad que realizo desde los 18 años cuando estaba estudiando en el CEDART, y eran las clases de pintura infantil y serigrafía para la casa de la cultura”.
WEB OSWA 3
“Yo tenía claro que iba a vivir de mi profesión dando clases, termino la licenciatura, considero que ser maestro es un complemento de su vida, una forma de servir a mi comunidad a mi estado a través de dar clases”.

A pesar de estudiar la especialidad de pintura, al incorporarse al campo laboral elige el grabado, ya que éste tenía un panorama más amplio para poder acceder a un trabajo y desarrollarse.

Al terminar la escuela de Bellas Artes, con diploma en mano busca a su novia y deciden vivir juntos, desde entonces han formado un matrimonio estable, actualmente con dos hermosos hijos, con su gran compañera de batallas lleva 20 años de compartir la vida en las buenas y en las malas.

SU PROPUESTA
Su vida actual tiene muchos matices, sigue dando clases, pinta hermosos óleos y continúa haciendo grabados, “me gusta estar con mi familia y compartir con mis alumnos, el arte para mí es mi objetivo principal en la vida y mientras tenga ésta
voy a seguir pintando, experimentando, creando, buscando esa libertad que me da la pintura”, asegura.

Recuerda que cuando comenzaba en sus creaciones, en un principio nacía la idea, después la bocetaba, buscaba la composición, lo pasaba al lienzo y comenzaba a buscarle color.
WEB OSWA 4
Actualmente trabaja directamente sobre la tela y se deja fluir, ya que la pintura tiene su propio lenguaje, lo hace sin miedo y con libertad.

“Mi trabajo ha tenido diferentes etapas y en cada una de ellas he expresado la sinceridad de mi persona, lo que expreso lo hago, pienso que mi propuesta es absurda porque no tengo planeado lo que voy a pintar, simplemente quiero ser y existir en el lienzo”.

Y continúa, “Mi propuesta es la búsqueda, la experimentación a través de todos estos años de creación y que se traducen en sinceridad al crear, hago series temáticas, el arte es un leguaje y el espectador puede percibir cosas diferentes en mi pintura”.

Oswaldo Ramírez dice que lo que pinta son cosas que lo van llenando, él vive a través de los colores, “Me gusta el tema del color porque me hace sentir vivo a través de los ellos, últimamente estoy trabajando mucho sobre lo absurdo, lo que no tiene sentido para muchos para mí si lo tiene”.
WEB OSWA 5
Todos los pintores en algún momento se han sentido influenciados por algún maestro del arte, para Oswaldo no es la excepción y muestra con orgullo su admiración por el oaxaqueño Rufino Tamayo.

La charla culmina escuchando las palabras de enseñanza de Oswaldo, “el color es al pintor como las palabras al poeta, a través de la pintura voy contando historias y buscando la libertad, la mía y la del espectador”.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *