PROMUEVE PJE RESPETO A DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

* Se impartió la conferencia “Victimización de niñas, niños y adolescentes en delitos de alto impacto desde una visión de los derechos humanos de la infancia”

El Poder Judicial del Estado promueve como un principio de trabajo la calidez, el fomento, respeto y promoción del pleno ejercicio de derechos de niñas, niños y adolescentes, de ahí la importancia de que los juzgadores cuenten con los conocimientos que les permitan lograr una administración de justicia más equitativa, como es prioridad de la presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, magistrada María Eugenia Villanueva Abraján.

En esta labor, la Dirección de Derechos Humanos del PJE en coordinación con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), realizó la conferencia “Victimización de niñas, niños y adolescentes en delitos de alto impacto desde una visión de los derechos humanos de la infancia”, la cual fue impartida por la subdirectora de Programas sobre Asuntos de la Niñez y la Familia del organismo nacional, Lucía Rodríguez Quintero.

“Tenemos el derecho en el deber ser de la norma, pero a la hora que lo queremos aplicar en la vida cotidiana, veo la necesidad de que mis hijas e hijos no salgan a la calle, que no vayan al parque porque no siento que puedan estar seguros. Esto es el resultado de cambios conductuales por el efecto que los delitos de alto impacto tienen”, apuntó la especialista.

Exhortó a las y los impartidores de justicia a dominar el marco legal que rige su labor, lo que marca la Constitución Política y los Tratados Internacionales que ha ratificado México en cuanto a la protección, garantía y respeto de los derechos de las y los adolescentes, grupo social que requiere mayor protección por sus características de vulnerabilidad.

La funcionaria de la CNDH, expuso que con base en cifras nacionales de los últimos dos años, más de 18 mil adolescentes fueron atendidos en el sistema de salud por situación de violencia, así como ocho de cada 10 por violencia familiar o trata de personas, este último delito es común en Oaxaca por situaciones de usos y costumbres en diversas comunidades.

En otras cifras, Rodríguez Quintero comentó que cuatro de cada 10 casos de probables agresiones sexuales se dieron en el entorno cercano a la o el adolescente, mientras que seis de cada 10 entre uno a 14 años ha sufrido una agresión psicológica o castigo físico.

Es necesario trabajar en un cambio de cultura. Mientras no se modifique la cultura de que el padre, madre o quien esté a cargo del cuidado de la niña, niño o adolescente lo siga maltratado porque piensa que es de su propiedad, esto seguirá igual, comentó.

Puntualizó que es necesario que a las y los adolescentes se les visibilice como ciudadanos, porque son seres humanos con derechos y capacidades, que si bien no cuentan con la edad legal para tomar ciertas decisiones, son personas que están construyendo su ciudadanía.

Con estas acciones de capacitación constante en temas relevantes para fortalecer el sistema de impartición de justicia, el Poder Judicial mantiene firme su compromiso de protección y garantía de los derechos de las y los adolescentes, un sector poblacional fundamental para el desarrollo social.