RECONOCE MAGISTRADA MARÍA EUGENIA VILLANUEVA ABRAJÁN APORTES DE LA UABJO

* La titular del Poder Judicial participó en la ceremonia conmemorativa por los 48 años de la autonomía universitaria de la máxima casa de estudios

La Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), ligada a la vida de nuestro estado, tiene una huella profunda en el acontecer de la historia de la entidad, ha sido protagonista de cambios sustanciales y defensora de la democracia, el desarrollo científico, cultural, académico y la libertad de expresión, aportaciones que fueron reconocidas por la titular del Poder Judicial, magistrada María Eugenia Villanueva Abraján.
Orgullosa egresada de la licenciatura en Derecho de esa distinguida institución educativa, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura asistió a la ceremonia conmemorativa por el 48 aniversario de la obtención de la autonomía universitaria, realizada en el Paraninfo del histórico edificio de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FDyCS).
Al término del evento, encabezado por el rector de la UABJO, Eduardo Bautista Martínez, la titular del Poder Judicial felicitó los logros alcanzados por la universidad y sus autoridades, como formadora de profesionales de alto nivel académico y valores, cuna de ilustres abogados que han destacado en el ejercicio del Derecho y la justicia.
En la ceremonia conmemorativa, en presencia de distinguidos egresados y académicos, se entregaron reconocimientos a diversas personalidades, entre ellos el ex rector y cronista de la ciudad de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Beltrán, mismo que recibió su hija Silvia Vasconcelos Méndez, así como al licenciado Agustín Márquez Uribe, magistrado en retiro y rector de la UABJO de 1965 a 1968.
Cabe recordar que el 8 de enero de 1827 abrió sus puertas por primera vez el Instituto de Ciencias y Artes, antecedente directo de la Máxima Casa de Estudios. El 18 de enero de 1955, estando al frente del poder ejecutivo el General Manuel Cabrera Carrasquedo, es publicado el decreto para que el Instituto se convierta en Universidad Benito Juárez de Oaxaca, misma que obtuvo su autonomía en 1971.