REFUERZAN LABOR JURISDICCIONAL MAGISTRADOS Y JUECES EN MATERIA FAMILIAR

* Entre los temas que se abordaron durante la reunión, destaca la imperiosa necesidad de contar con un genetista y peritos especializados en diversas materias, con la finalidad de hacer valer en la práctica el Interés Superior del Niño

Con el propósito de fortalecer sinergias entre las y los juzgadores, salvaguardar los derechos humanos de la ciudadanía y obtener una retroalimentación que permita generar soluciones que contribuyan a brindar una mejor atención e impartición de justicia a las y los justiciables, el Poder Judicial del Estado (PJE), inició el “Programa de Reuniones entre Magistradas, Magistrados, Juezas y Jueces 2019”, donde participarán servidoras y servidores judiciales de las diversas materias de todo el estado.

Estas jornadas de trabajo, dan comienzo por iniciativa de la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y del Consejo de la Judicatura del PJE, María Eugenia Villanueva Abraján, y son reflejo directo del compromiso que han adquirido todas y todos los operadores jurídicos que conforman esta instancia judicial con el propósito de robustecer la función jurisdiccional sin interponer intereses ajenos a favor de las y los justiciables.

Durante la primera reunión llevada a cabo, los magistrados integrantes de la Sala Familiar del TSJ, se
reunieron con 52 titulares de juzgados de las materias: civil, familiar y mixta de primera instancia de todas las ocho regiones de la entidad.

Entre los temas que magistrados, juezas y jueces abordaron, destaca la imperiosa necesidad que tiene este organismo judicial de contar de manera urgente con un genetista y peritos especializados en diversas materias, con la finalidad de hacer valer en la práctica el Interés Superior del Niño y pueda garantizarse el derecho que tiene toda persona de conocer su ascendencia y tener una identidad, situación que deriva del reconocimiento de la paternidad y maternidad, principal asunto demandado por las y los ciudadanos el cual genera cerca de 16 solicitudes al día de muestras sanguíneas en un solo juzgado.

En este contexto, el presidente de esta Sala Familiar, magistrado Octavio Zárate Mijangos, señaló que es ineludible analizar a detalle todo lo que implica solicitar pruebas genéticas, ya que el PJE no cuenta con profesionistas en la materia ni el equipo adecuado tal como lo marca la norma para garantizar la efectividad del resultado ya que en ocasiones es preciso tomar en cuenta los criterios científicos que permitan acreditar la prueba.

Por su parte, la magistrada Alma López Vásquez, expuso que el Estado tiene la obligación de desahogar la prueba genética, “como juzgadores debemos cumplir con el Interés Superior del Niño, nos corresponde tener la sensibilidad para resolver estos casos, pero es una situación insostenible porque desgraciadamente no podemos ofrecer un sueldo digno a un genetista ya que no contamos con recursos”, afirmó.

Asimismo, la magistrada integrante de la Sala Familiar puntualizó que por falta de capital económico, existen casos pendientes por resolver desde el año 2015, en los cuales no se ha podido realizar la prueba genética por falta de condiciones, por tanto son hechos no desahogados a pesar de contar con la colaboración y apoyo de la Fiscalía General del Estado (FGE), cuyo laboratorio está en proceso de certificación en la materia especializada, siendo el único de uso público, ya que existen dos privados, donde el estudio clínico tiene un costo cercano a los 15 mil pesos, cantidad incosteable para las y los justiciables.

En tanto, el magistrado integrante de la Sala Familiar, José Luis Reyes Hernández, agregó que la sociedad requiere magistradas, magistrados, juezas y jueces entregados a la función jurisdiccional, por lo cual la titular del PJE comprometida con la población seguirá buscando los medios que permitan mejorar el acceso e impartición de justicia en Oaxaca y deriven en resoluciones equitativas y sensatas.

Con esta primera reunión, se analizaron diversas problemáticas, se plantearon inquietudes y soluciones que contribuyen al ejercicio jurídico que realiza el PJE con el compromiso de brindar una justicia pronta y expedita a la sociedad.