Tianguis de Zaachila, experiencia gastronómica única de Valles Centrales

  • zaachi-gastro-sept-1
  • zaachi-gastro-sept-2
  • zaachi-gastro-sept-3
  • zaachi-gastro-sept-4

zaachi-gastro-sept-1
* Se encuentran también las tradicionales nieves de leche quemada, melón, nuez, así como los dulces típicos de turrón y las aguas frescas de limón, horchata con tuna y piña

Caminar por el tianguis de la Villa de Zaachila constituye una experiencia gastronómica única y enriquecedora, no sólo por la diversidad de olores, sabores y agradables postales fotográficas al ojo humano, sino también por las prácticas culturales que aquí se realizan y que conforman parte de la cultura identitaria de este pueblo zapoteca de los Valles Centrales de Oaxaca.
zaachi-gastro-sept-2
Es jueves de tianguis y las céntricas calles de esta población lo evidencian en cada una de sus esquinas, donde vendedoras y vendedores de verduras, tejate, fruta y artesanías, se instalan para comercializar sus productos que van desde alimentos frescos hasta aves de corral. A la colorida estampa del mercado de Zaachila no puede faltarle la música. Los géneros son diversos: rap, cumbia y corridos norteños son interpretados por dúos, tríos y hasta por solitarios jóvenes que acuden a estos espacios para improvisar algunos versos. El mercado es un bullicio lleno de folklor y vida propia.
La calzada “Vicente Guerrero”, una de las principales vialidades de esta comunidad, se convierte en un referente importante de compra-venta. Las aguas de frutas frescas, los sombreros de palma, mandiles, fritangas, flores y condimentos se encuentran en esta área. También hay artesanías de palma, barro y ropa típica.
zaachi-gastro-sept-3
Cada ocho días, frente al imponente reloj ubicado en el atrio del principal templo católico de esta comunidad, cientos de zaachileños y zaachileñas, realizan sus compras semanales, pero también lo hacen los visitantes locales, nacionales y hasta internacionales, quienes aprovechan la oportunidad de adquirir -por ejemplo- huevos de gallina “criollos” o “de rancho”, tortillas blandas o tlayudas, chocolate, carne y pan de yema. Algunos otros, prefieren sentarse en un puestecito de comida y degustar un consomé de verduras acompañado de un par de tacos de chivo, siempre acompañado con una salsa verde o roja. En Zaachila las posibilidades gastronómicas son muchas y diversas.
Adentro del mercado “Alarii” las cosas no son distintas. Hay carne de cerdo, de res y de pollo, también están a la venta las verduras en vinagre, el chicharrón, la moronga y el chorizo. Aunado a ello, existe una amplia oferta de panaderías. Aquí en Zaachila, muchos de ellos aún conservan la tradición de utilizar hornos de leña en lugar de los de gas, hecho que otorga un sello distintivo a los bollos en cuanto a sabor, textura y calidad.
Existe la posibilidad también, si es que el visitante va con buen tiempo, de comprar costillas de cerdo, cecina o tasajo, y asarlo en el exterior del mercado por una pequeña cuota de recuperación, además de poder acompañarlo con unas cebollas y chiles de agua.
zaachi-gastro-sept-4
En otra área se encuentran las tradicionales nieves de leche quemada, melón, nuez, así como los dulces típicos de turrón y las aguas frescas de limón, horchata con tuna y piña.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *