Tristeza profunda entre los “binniza” por el deceso del poeta Víctor de la Cruz

TEXTO: ELISA RUIZ HERNÁNDEZ (sucedióenoaxaca.com)

OAXACA, Oax.- Sus hermanos poetas esparcen la triste noticia en redes sociales como sólo ellos lo saben hacer.
“¡Qué septiembre! Ahora se llevó al Dr. Víctor de la Cruz. Tristeza profunda en mi corazón y entre los binniza”, escribió cerca de las ocho de la noche una de sus más labradas discípulas, la poeta Irma Pineda en su muro de Facebook.
“Adiós Víctor, gracias por todo el oro que nos dejaste, que dejaste a tu pueblo, a tu querido Juchitán, a nuestro Juchitán querido. Nunca te olvidaremos”, es el texto que se lee en la cuenta personal de la misma red social de otro reconocido poeta, Víctor Terán.
“Descanse en paz el poeta, el investigador, el gran conocedor de la lengua zapoteca, mi padrino: Víctor De la Cruz. Lo quise siempre, voy a extrañar sus regaños”, expresó Natalia Toledo.
“Se fue un Lucero mayor de Juchitán, una luz radiante. Adiós, hermano Víctor de la Cruz, que los viejos dioses zapotecas alumbren tu camino hacia el alba eterna”, es el mensaje del poeta Jorge Magariño.
De acuerdo con información proporcionada por Jorge Magariño, el poeta, lingüista, abogado y doctor en Estudios Mesoamericanos Víctor de la Cruz falleció alrededor de las ocho de la noche de este miércoles 9 de septiembre en la ciudad de Oaxaca, y dijo que se planeaba su traslado a su tierra natal, Juchitán, en el transcurso de la madrugada.
Guinié’, gabe’ ya huaxhinni;/ gabe’ ya lu gueela’ /Tu guinie’nia’, xi guinié’/ pa guiruti’ guinni ndaani’ yoo ne nisi berendxinga ribidxiaa riuaadia’ga’/ (Hablar, decir sí a la noche;/ decir sí a la obscuridad. /¿Con quién hablar, qué decir/ si no hay nadie en esta casa /y tan sólo oigo el gemir del grillo?), escribió en su poema TU LAANU, TU LANU (¿Quiénes somos?, ¿Cuál es nuestro nombre?) Víctor de la Cruz.
Este poema lo leyó al rendir su discurso de ingreso la Academia Mexicana de la Lengua en agosto de 2012, donde dijo que pocos creyeron que alcanzaría el sexto de primaria, pero apegándose al dicho popular “el que a buen árbol de arrima, buena sombra lo cobija”, se formó en la “buena sombra” de Miguel León Portilla.
Nacido en Juchitán en 1946, el poeta zapoteco Víctor de la Cruz es autor entre otros libros de Cuando tú te hayas ido y Los niños juegan a la ronda, compilador de La flor de la palabra y el estudioso y traductor más constante de la noble escritura diidxazá.
Fue licenciado en Derecho, maestro y doctor en Estudios Mesoamericanos por las Facultades de Derecho y de Filosofía, y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Autor de más de medio centenar de artículos publicados en diversas revistas especializadas y en obras colectivas; algunos de los títulos de sus libros, tanto científicos como de poesía, se tradujeron al inglés, francés, italiano y alemán.
Víctor de la Cruz recibió numerosos premios y distinciones entre los que destaca el Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Indígenas en 1993.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *