UN DICIEMBRE NOSTÁLGICO

* El gobernador Alejandro Murat convoca a la participación social de las fiestas decembrinas programadas hasta el próximo 7 de enero al tiempo que refrenda su compromiso de trabajar con entusiasmo y cariño por las familias oaxaqueñas

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ/Opinión
La Navidad es tiempo de paz, amor, sinceridad, cambios, alegría, comunicación, tiempo de amar, de cantar, de bailar, de decisiones positivas, tiempo de perdonar y olvidar, de visitar, de saludar… ¡Uffff!

Sin duda un reto para vivirse como individuo, en familia o en comunidad.

Un diciembre nostálgico abarrota los negocios, las calles y llega hasta los hogares, la incertidumbre de bloqueos en oficinas y calles, de tomas de carreteras, (como la de hoy en Ánimas Trujano) y ésta lacerada economía en general por la falta de circulante ofrece un panorama poco alentador, pese a eso las expectativas de la ciudadanía van en aumento dado el cambio de nuevo gobierno estatal.

Tomando en cuenta los comentarios de boca en boca y sondeando los diferentes puntos de vista en las redes sociales nos damos cuenta que el gobernador Alejandro Murat cuenta casi con igual popularidad con la que empezó su antecesor Gabino Cué hace exactamente seis años por estas mismas fechas, este último hoy en el basurero de la historia.

“Iluminando la Navidad en Oaxaca 2016” viene a incentivar la esperanza de un milagro en nuestra entidad, para nadie es un secreto que saliendo de los límites de nuestro querido Oaxaca toda cambia, todo es progreso y buenos augurios.

Sin sonar a pesimista Oaxaca necesita más de la buena vibra de sus habitantes, mucho más que las buenas intenciones y rezos de los líderes religiosos, necesita un GOBERNADOR FIRME, que ejerza sus funciones con inteligencia y sabiduría, y esté al pendiente de lo que pasa desde su nivel, pasando por secretarías, jefaturas, mandos medios hasta llegar al más humilde funcionario o servidor público.

Hoy que se encendieron las luces del Zócalo, paralelo a esto, desde el primero de diciembre se encendió una luz en la mente y el corazón de muchos oaxaqueños, una luz especial que se había apagado durante el transcurso del sexenio pasado.

Alejandro Murat se convierte en la “esperanza” del electorado, hayan votado o no por él, hoy fue catalogado en la prensa local como un “presidenciable”, se leía en la nota que reúne las cualidades, hace 6 años pasaba lo mismo.

“Aprender de los errores del pasado” es el clamor popular.

UN FENÓMENO NOSTÁLGICO
La navidad siempre ha sido un tiempo para dejarse llevar por los sentimientos de solidaridad, dejando fluir libremente nuestro afecto, cariño y comprensión con alguien que necesite un poco de nosotros.

En esta época se recogen frases que todos hemos repetido a lo largo de muchos años, pero que justo hoy pueden cobrar un nuevo y profundo significado, al tener una actitud más abierta y positiva respecto a nuestro presente y futuro.

La nostalgia en la Navidad tiene mucho que ver con la situación económica y los cambios sociales que se dan en la vida de una persona y en la sociedad misma y ésta no debe confundirse con las frustraciones aunque sí se relacionan y se juntan en la época.

Hoy en esta navidad son decenas de empresas que han quedado al borde de la quiebra, como lo dijo el mandatario estatal, “recibió un estado en crisis”, y el ambiente desolador no se cura de la noche a la mañana.

Hoy también hubo “baños de pueblo”, “selfies”, apretones de mano, abrazos, felicitaciones y buenos deseos al gobernador y su familia, hasta mi “amigo de la infancia”, un acérrimo americanista, priísta y católico, Cortés, posó junto al Mtro. Alejandro…

Se percibe que ya no se quieren “pobres más pobres” ni “ricos más ricos”… hoy más que nunca es tiempo de trabajar de verdad.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *