Una Lila que encara a Trump y festeja 85 años de la Guelaguetza

  • LILA 1
  • LILA 2
  • LILA 3

* Con el tema “envidia” la cantante habló sobre la grandeza de México e hizo un sútil llamado al gobierno Estadounidense sobre los mexicanos

Marcos Santa Anna/@marksant/www.revistacirculo.com
“Salón lágrimas y deseo”, disco más reciente de Lila Downs fue presentado en el Auditorio Guelaguetza en el marco de los 85 años de los Lunes del Cerro, con el Son de Juárez la cantante homenajeó al ilustre oaxaqueño precisamente en el día que partió de esta vida.

Nueve de 14 temas del nuevo material discográfico, más de cinco cambios de vestuario y 110 minutos de concierto, fueron los que la intérprete de ” La cumbia del mole” ejecutó para deleite de cerca de 11 mil asistentes, entre turistas nacionales, extrajeros y público local.

De aquel exitoso álbum “Pecados y milagros” Lila reveló algunos misterios como el origen de las tortilleras que aparecen en ese inolvidable video titulado “Palomo del Comalito” San Marcos Tlapazola, la población que acompañó esta composición que de acuerdo a la crítica es una de las mejores piezas de Downs y de los últimos años en el género regional mexicano.

Ataviada con indumentaria indígena fusionada con el estilo que Lila le da a su outfit, acompañaron musicalmente a la cantante la banda Tierra Mojada y la agrupación de música tradicional “Raices” que ejecutaron el Son de Artesa, baile sobre madera que musicaliza algunas embarcaciones de la Cuenca del Papaloapan y Veracruz.

Al escucharse Pinotepa Nacional, el gobernador Alejandro Murat lució sus mejores pasos de “zapateado” para disfrutar de esta chilena, bailó con una mujer del público que en la sección B del Coloso del Fortín, arrancaron las risas de más de uno.

Con “Urge” de Martín Urrieta, Lila Downs comenzó el playlists de su nuevo disco que se encuentra disponible en formato digital y físico.

Cronológicamente de “Salón lágrimas y deseo” cantó: “Querréque”; “Piensa en mí”; “Inmortal”; “Envidia” ; “Peligrosa” ; “Un mundo raro” y “Son de Juárez”.

Como el concierto estuvo enmarcado en la Guelaguetza oaxaqueña se pudo ver un grupo de delegaciones de las Chinas oaxaqueñas, Ejecuta de Crespo, Pinotepa Nacional y las mujeres que bailan “Flor de Piña”.

Lila celebró un concierto más, agradeció lo que Oaxaca le ha dado y partió saludando lo más cerca que pudo a su público mano a mano, para desparecer por los camerinos del Auditorio del Fortín.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *